• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las víctimas de tortura por parte de las fuerzas de seguridad denunciaron que el método más usado son los golpes.

Las víctimas de tortura por parte de las fuerzas de seguridad denunciaron que el método más usado son los golpes. | Foto: Getty | Referencial

Publicado 18 abril 2015

En el último informe de la ONU se dice que en México existe que la tortura en México es una práctica sistemática aplicada por las fuerzas de seguridad, esto coincide con la investigación hecha en la capital. 

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) señaló en un informe que en más del 60 por ciento de los casos de abusos documentados en Ciudad de México (capital) el objetivo era conseguir confesiones falsas.

“En México su uso continúa siendo un fenómeno común y arraigado en las instituciones de investigación y procuración de justicia", dice el informe. 

Lea aquí: México aprueba ley que permite agentes extranjeros en el país

"Destaca la firma de hojas en blanco, la toma de fotografías con armas, y la presentación ante medios de comunicación reconociendo la comisión de delitos falsos”, indicó el informe. 

Mediante estas técnicas los delitos imputados con más frecuencia fueron por robo, secuestro y homicidio.

Los métodos de tortura más denunciados por la víctimas son golpes en las costillas, la cabeza, la espalda y, en el caso de los hombres, los testículos. Asimismo, el uso de objetos como porras, palos o mangueras. 

En el informe de la CDHDF se destaca la práctica conocida como el teléfono, que consiste en golpear a la persona en ambos oídos con las palmas extendidas.

Lea también: 2 millones de personas son víctimas de semiesclavitud

Testimonio de una víctima de tortura recogido en 2003 por la CDHDF:
“Con las manos aún esposadas, lo bajaron del vehículo y lo introdujeron a su casa. Le abrieron las piernas y le pegaron en sus testículos; como él respondía que no sabía de qué le hablaban, continuaban profiriendo insultos. Después lo acostaron en el piso boca abajo, con varias personas sobre él; le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, mientras otros lo pateaban las costillas y el estómago. Sintió que se asfixiaba, hasta llegar a casi perder el sentido. Después lo llevaron esposado a donde estaban los medios de comunicación; lo sacaron de un cuarto, lo pararon en una pared, y le dijeron que tenía que decir lo acordado. Por el temor a ser torturado otra vez, hizo todo lo que le indicaron”.

También en el más reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se sostiene que en México existe la “tortura generalizada”, lo que fue rechazado por el gobierno mexicano, el cual aseguró que solo hay “casos aislados”.

En su respuesta oficial, el gobierno de México indicó que considerar la tortura como una práctica sistémica en el país, la cual ocurre en un contexto de impunidad y con la participación de las fuerzas de seguridad, es un diagnóstico excesivo dibujado fuera de la realidad. 

No deje de leer: Niños mexicanos son explotados laboralmente


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.