• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El conflicto en la ciudad de Marawi dejó más de mil muertos.

El conflicto en la ciudad de Marawi dejó más de mil muertos. | Foto: Reuters

Publicado 3 noviembre 2017

El portavoz de las Fuerzas Armadas, Restituto Padilla, declaró que los "insurgentes" no afectarán la paz. 

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Filipinas, Restituto Padilla, declaró este viernes que 36 combatientes armados del grupo autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe) podrían seguir escondidos en la ciudad sureña de Marawi, donde el conflicto con el organismo extremista dejó más de 1.100 muertos en los últimos meses. 

"Hay todavía unos 36 insurgentes en Marawi, según la confesión de un terrorista indonesio capturado esta semana. Estamos tratando de verificar la información", indicó Padilla. 

El portavoz aseguró que algunos de ellos podrían estar escondidos en túneles y sótanos de la ciudad por lo que le dificulta a los efectivos militares detectar sus rastros. 

El conflicto bélico obligó a casi 350.000 familias a desplazarse. Foto: Reuters

Durante el asedio militar que se vivió en Marawi, se pudo librar a la ciudad del poder al grupo miliciano Maute, vinculado con Daesh.

El violento fuego cruzado dejó más de mil muertos y el Ejército filipino se vio en la necesidad de abrir fosas comunes en varios lugares de la ciudad. 

De vuelta a la senda de la paz

A pesar de la devastación en la jurisdicción filipina, el portavoz no consideró que la declaración de victoria el pasado 23 de octubre fuera prematura, a pesar de la alerta de posibles extremistas escondidos, ya que a su criterio “solo luchan por sobrevivir o escapar y apenas generan impacto alguno en la situación de seguridad”.

Desde la declaración de victoria del Ejército filipino a esta ciudad ubicada al oeste de la isla de Mindanao han regresado casi 6.500 familias de 350.000 que se vieron obligadas a desplazarse desde mayo por los hechos violentos. 

Tras el retorno de los ciudadanos, las autoridades comenzaron a restaurar los servicios básicos de agua, electricidad e iniciaron las fumigaciones en los centros de evacuación de Banloi y Saguiaran para contener el aumento de los casos de dengue, según informó el subsecretario de Defensa Civil, Kristoffer James.

>>Presidente de Filipinas anuncia liberación de ciudad de Marawi


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.