• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha sido un ferviente combatiente en la lucha contra el narcotráfico.

El mandatario de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha sido un ferviente combatiente en la lucha contra el narcotráfico. | Foto: Reuters

Publicado 29 mayo 2017

El conflicto entre el Ejército filipino y el grupo Maute, con afiliaciones con el Daesh, ha dejado más de un centenar de muertos desde el pasado martes. 

El Ejército filipino continúa este lunes en la ciudad de Marawi su combate contra el Grupo Maute, organización que tiene nexos con el grupo autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe).

Durante los combates, extendidos a lo largo de siete días consecutivos, la milicia afirma buscar la liberación de los más de dos mil civiles que están atrapados en las zonas controladas por el grupo extremista.

>> Grupo armado secuestra a un sacerdote y 14 fieles en Filipinas

Desde el martes pasado, el conflicto ha dejado más de un centenar de muertos en la capital de Lanao del Sur, una provincia de la zona de mayoría musulmana de la isla de Mindanao, donde el Gobierno de Rodrigo Duterte decretó la ley marcial, poco después de iniciados los combates.

Las autoridades acusan a los extremistas de haber matado ya a 19 civiles, incluyendo mujeres y niños, mientra que 17 miembros de las fuerzas de seguridad y 61 insurgentes han perdido la vida.

Los combates estallaron después de que las fuerzas de seguridad asaltaran un supuesto zulo de Isnilon Hapilon, considerado el jefe del grupo Daesh en Filipinas.

Duterte se compara con Hitler

El máximo mandatario filipino, en recientes declaraciones, comparó su lucha contra las drogas con el genocidio llevado a cabo por Adolf Hitler durante el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

>> Trump felicita a Duterte por "gran trabajo" contra las drogas

"Si Hitler masacró a millones de judíos, ahora, en mi país hay tres millones de adictos a las drogas. Me gustaría masacrarlos a todos", aseveró.

Desde que Duterte llegó a la Presidencia, han muerto más de tres mil traficantes y adictos a las drogas en operaciones policiales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.