• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las fuerzas militares sirias esperan consolidar el dominio de la región de donde se desalojó al Daesh y eliminar los asedios en la ciudad de Deir Ezzor.

Las fuerzas militares sirias esperan consolidar el dominio de la región de donde se desalojó al Daesh y eliminar los asedios en la ciudad de Deir Ezzor. | Foto: EFE - Referencial

Publicado 28 julio 2017

El Daesh con este fuerte combate del Ejército sirio se encuentra cercado en una zona geográfica comprendida entre el sur de la región de Deir Ezzor y al este de Raqqa.

Las fuerzas del Ejército sirio mantienen desde este viernes fuertes combates contra el autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe), al este de la provincia de Homs, en los alrededores de Al Sukhnah.

Los grupos del Ejército sirio están respaldados por la aviación del país y por la fuerza de Rusia, implementando estrategias militares desde las colinas que rodean Al Sukhnah, último foco del Daesh en el camino a Deir Ezzor.

Según las fuentes militares las operaciones adoptadas tienen un alcance en las aldeas de Al-Sabja, Shuraydah, Al-Jabali y Qanim al-Ali, donde está radicado el Daesh.

>>Ataque aéreo de coalición en Siria deja 18 muertos

Asimismo, dieron a conocer que las Fuerzas Tigre (unidades especiales del Ejército sirio) tienen controladas las elevaciones entre las ciudades de Al-Sabja y Abu Hammad.

Hasta los momentos el Daesh se encuentra cercado en una zona geográfica que comprende el sur de la región de Deir Ezzor y al este de Raqqa.

Entre los objetivos básicos a corto y mediano plazo está la consolidación del dominio de la región de donde se desalojó al Daesh y eliminar los asaltos a la ciudad de Deir Ezzor, donde viven cerca de 100 mil personas .

Por otra parte, la Cancillería siria denunció que el Daesh continúan impidiendo el acceso de ayuda humanitaria a las poblaciones de Kefraya y Al Foa, al sur de la provincia de Idleb.

>>Hezbolá anuncia alto al fuego en el noreste del Líbano

"La situación catastrófica que viven más de siete mil civiles sirios asediados en una superficie que no supera los 10 kilómetros cuadrados, representa un cicatriz en la frente de la humanidad y de los países occidentales que dieron la espalda a ese sufrimiento", continúa la declaración de la Cancillería.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.