• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Ambos ministros tienen previsto reunirse en dos o tres semanas en Colombia.

Ambos ministros tienen previsto reunirse en dos o tres semanas en Colombia. | Foto: EFE

Publicado 26 marzo 2016



Los ministros de Defensa de ambas naciones se reunieron el pasado miércoles con el objetivo de cooperar en el fortalecimiento de la seguridad fronteriza, una vez el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP firmen el acuerdo definitivo de paz.

Los Gobiernos de Ecuador y Colombia evaluaron la posibilidad de crear una fuerza militar conjunta para reforzar la seguridad en la frontera de ambos países, luego de que se firme la paz entre Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP).

La iniciativa tiene como objetivo ejecutar la “nueva cooperación fronteriza”, informó el ministro de Defensa del segundo país, Luis Carlos Villegas, en la reunión que sostuvo con su par ecuatoriano, Ricardo Patiño.

"Una vez nuestro país termine el conflicto armado, con Ecuador deberemos tener los más cercanos lazos como los tenemos hoy en materia de cooperación en seguridad, de lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico, la minería ilegal, la extorsión, la migración ilegal", manifestó Villegas a periodistas.

>> El conflicto armado se vuelve comedia y teatro en Bogotá

Agregó que "todo este inventario de nuevas amenazas tiene que ser enfrentado de manera común, coordinadamente (para) redistribuir nuestros recursos tanto militares como policiales en la frontera".

El ministro colombiano informó que en dos o tres semanas, posiblemente volverán a reunirse en su país, para profundizar en las coordinaciones y cooperaciones, en función de una frontera más segura.

Por su parte, el ministro ecuatoriano Ricardo Patiño ratificó las estrategias para “reforzar y blindar” la línea fronteriza con el país vecino.

>> Iván Cepeda saluda solidez del proceso de paz en Colombia

El miércoles pasado el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP tenían previsto suscribir el acuerdo definitivo de paz en La Habana, Cuba, pero suspendieron la firma por las diferencias sobre el cese del fuego bilateral y definitivo, que implica el desarme de la organización insurgente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.