• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La presidenta de Chile Michelle Bachelet, que asumió la presidencia el pasado día 11, se comprometió a transformar la educación. (Foto: Archivo)

    La presidenta de Chile Michelle Bachelet, que asumió la presidencia el pasado día 11, se comprometió a transformar la educación. (Foto: Archivo)

Publicado 20 marzo 2014

El Gobierno de Ecuador manifestó su total apoyo a Chile en el proceso de transformación del sistema educativo para una mayor inclusión de los jóvenes en los institutos de formación, informó este jueves el ministro coordinador de Conocimiento y Talento Humano de Ecuador Guillaume Long, durante su visita al hermano país donde tiene previsto reunirse con su homólogo Nicolás Eyzaguirre para asesorarlos en el tema.

"Ahora que Chile está en este profundo debate sobre la educación superior nosotros queremos aportar con ideas de manera muy humilde y estamos a las órdenes para compartir y dialogar siempre", dijo el ministro ecuatoriano durante su visita a Chile que durará dos días.

"Yo no creo en recetas, creo en principios. Para nosotros la educación superior es un bien público que nos pertenece a todos, porque tiene un gran impacto en la sociedad", agregó

Long y Eyzaguirre abordarán los cambios educativos implementados en Ecuador, una experiencia que puede servir de referencia en Chile, donde el Gobierno se ha comprometido a garantizar la gratuidad en todos los niveles de la enseñanza en un plazo de seis años.

Una de las principales metas de la Administración de Michelle Bachelet, que asumió la presidencia el pasado día 11, es transformar la educación chilena, que combina un sistema público, con uno semipúblico (con subsidio estatal) y uno privado.

Esta reforma, que constituyó uno de los principales ejes del programa electoral que dio el triunfo a Bachelet, es una respuesta a la gran demanda ciudadana en este ámbito, y especialmente de los estudiantes, que desde comienzos de 2011 han protagonizado multitudinarias movilizaciones, pues en ese país toda la educación universitaria es de pago, incluso en las instituciones que son financiadas por el Estado.

El programa de Bachelet contempla otorgar gratuidad en todos los niveles de educación, que será financiada con fondos recaudados en virtud de una reforma tributaria que pretende elevar los impuestos a las empresas de un 20 por ciento a un 25 por ciento.

En el caso de Ecuador, el Estado destina un 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a la enseñanza, lo que supera el 1,2 por ciento que aportan en promedio los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a la que Chile pertenece.

La reforma ecuatoriana también aspira a reducir de 16 mil a 5 mil 700 el número de escuelas que imparten formación básica y secundaria, para mejorar su calidad.

"Estamos racionalizando el sistema de educación general (...), tenemos muchas escuelas rurales donde la maestra atiende a niños de 5 a 15 años; eso no es educación para el siglo XXI", advirtió el ministro Guillaume Long.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.