• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El abogado principal de las víctimas del caso Chevron-Texaco, Pablo Fajardo, planteó la necesidad de adoptar ante la ONU un convenio internacional que obligue a las corporaciones a responder por los daños al ser humano y el medioambiente. (Foto: Archivo)

    El abogado principal de las víctimas del caso Chevron-Texaco, Pablo Fajardo, planteó la necesidad de adoptar ante la ONU un convenio internacional que obligue a las corporaciones a responder por los daños al ser humano y el medioambiente. (Foto: Archivo)

Publicado 17 junio 2014

El abogado principal de las víctimas del caso Chevron-Texaco, Pablo Fajardo, denunció este martes ante el Senado francés que los daños provocados en la Amazonía ecuatoriana no fueron accidentales sino que surgieron de una acción planificada por esa corporación, que a su juicio, no utilizó las técnicas ambientales estándares de la época para aumentar las ganancias.

Fajardo comentó que como consecuencia de este inaceptable hecho, entre 1964 y 1992 la compañía derramó millones de litros de petróleo y residuos sobre más de dos millones de hectáreas.

El abogado aseguró además que los daños a la Amazonia actualmente son ampliamente superiores a los que dejaron el petrolero Erika en 1999 en las costas francesas, el Prestige en 2002 en España y la British Petroleum en el Golfo de México, en 2010.

En este contexto planteó la necesidad de adoptar en la Organización de Naciones Unidas (ONU) algún convenio internacional que obligue a las corporaciones a responder por los daños al ser humano y el medioambiente.

Por su parte la senadora francesa por el departamento de Nord Marie-Christine Blandin lamentó que la corporación estadounidense se niegue a pagar una indemnización a los afectados, quienes ahora se enfrentan a altos índices de cáncer por causa de la contaminación.
Próximamente Ecuador presentará el caso ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.