• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 7 noviembre 2015

Aseguró que se trata de una lucha desigual realizada con el arbitraje de quienes benefician el capital por encima de los derechos de los pueblos.

"Ha sido la lucha de David contra Goliat", dijo el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, este sábado al referirse a los esfuerzos que ha hecho la nación para defender sus derechos ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), que recientemente falló a favor de la empresa petrolera Occidental, reduciendo a Ecuador un 40 por ciento del pago, pero ordenándole cancelar 1.061.775.000 dólares.

El Presidente aseguró que su país busca un acuerdo amistoso con la petrolera Occidental (Oxy) a quien se enfrenta judicialmente por un supuesto incumplimiento del Tratado Bilateral de Inversión (TBI). 

El dato→ Inicialmente Oxy había solicitado una suma de 3.370.000.000 dólares.

Durante su programa sabatino Enlace Ciudadano, el mandatario ecuatoriano resaltó la lucha de la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) para impulsar centros de arbitraje regionales, “que busquen realmente la justicia, no solamente los beneficios del capital internacional".

Precisó además que continúan en contacto con la compañía, pues "un pacto no amistoso no le conviene a nadie".

A Ecuador se le acusa de incumplir con el TBI; sin embargo, las autoridades ecuatorianas alegan que a Oxy se le aplicó la ley en 2006, por incumplimiento del contrato que había suscrito para la exploración y explotación del Bloque 15, y que nunca hubo violación del tratado. 

Asimismo, criticó a los Gobiernos neoliberales que firmaron tratados "vergonzosos" como el TBI y los calificó como los responsable de las crisis que sucedieron en el país.  

"Los Gobiernos entreguistas son una verdadera vergüenza", enfatizó Correa y resaltó que estos tratados responden al "apuro de la época neoliberal", con los que se firmaban tratados en Washington y los ponían en funcionamiento sin esperar que fuera ratificado por el Congreso nacional.

"Todo el problema empieza cuando (Occidente) rompe ley Ecuatoria", denunció Correa y añadió que "estaban acostumbrados a hacer los que les diera la gana con nuestros países, a irrespetar la soberanía y las leyes".

Apuntó que la demanda de Oxy es un caso para el análisis sobre las injusticias mundiales, "de las cosas que nos deben causar indignación como pueblos".

Lea también→ Ecuador no subsidiará grandes industrias en 2016

Explicó que la inversión directa extranjera es beneficiosa para los países, siempre que genere divisas o aumente la productividad de esa nación y no que enriquezca a los capitales extranjeros.

"Si yo mañana dijera: les regalo el petróleo, vienen bastantísima inversión extranjera directa", cuestionó, al tiempo que resaltó que es importante "no dejarse engañar por los numeritos, sino por las realidades detrás de los numeritos".

En este sentido, puso como ejemplo a México, que tiene casi 20 años bajo un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y Canadá. "Ya (México) debería estar mejor que Suiza. Por el contrario, algunos problemas se le han agravado".

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.