• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los 11 países que participan son: Panamá, Brasil, Paraguay, Dominicana, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Argentina, México y Ecuador

Los 11 países que participan son: Panamá, Brasil, Paraguay, Dominicana, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Argentina, México y Ecuador | Foto: andes

Publicado 18 mayo 2015

La capital de Ecuador es sede el VI Encuentro de Magistradas Electorales de Iberoamérica, con el fin de analizar el rol de la mujer en la democracia y en otros aspectos fundamentales de la región.

En Quito, Ecuador, se reunirán durante dos días -por primera vez-, las magistradas electorales de 11 países, quienes debatirán y analizarán la importancia de la participación de la mujer en los procesos electorales de la región.

Se trata, del VI Encuentro de Magistradas Electorales de Iberoamérica que busca fortalecer la soberanía electoral, “respetando la autodeterminación de los pueblos de sentirnos y articularnos en lo diverso”, resaltó el presidente del Consejo Nacional Electoral en Ecuador, Juan Pablo Pozo.

Este evento, auspiciado por las máximas autoridades en materia electoral del país, cuenta con la presencia de mujeres que han sido protagonistas de luchas históricas para conseguir derechos como el acceso al voto y funciones en altos cargos.

Al respecto, Pozo dijo que se deben continuar revisando las políticas de inclusión, en vista que según los indicadores de participación política de las Naciones Unidas, sólo un 22 por ciento de la población parlamentaria en el mundo eran mujeres, hasta enero de 2015.

El voto femenino en Ecuador fue aprobado en 1929.

En Ecuador, sin embargo, cifras del CNE revelan que un año después de aprobada la Constitución de Montecristi en el 2009, la mujeres alcanzaron el 32,9 % de representación parlamentaria y en el 2013 se ubicaron en 38%.

Algunos logros de las mujeres en la Constitución de 1998:
El derecho a la integridad personal y a una vida libre de violencia, a la igualdad ante la ley y la no discriminación.
La participación equitativa de mujeres y hombres en los procesos de elección popular, en las instancias de dirección y decisión en el ámbito público, en la administración de justicia, los organismos de control y los partidos.
El derecho de las mujeres a tomar decisiones libres y responsables sobre su vida sexual y reproductiva.
El reconocimiento formal del trabajo doméstico como labor productiva.
La igualdad y corresponsabilidad en la familia y el apoyo a las jefas de hogar.
La educación no discriminatoria que promueva equidad de género.
La obligatoriedad del Estado de aprobar políticas públicas e institucionalidad para impulsar la igualdad de las mujeres.

Por su parte, Patricio Baca, presidente del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) de Ecuador, afirmó que este evento tiene una legislación especial en materia electoral para garantizar el derecho a la participación de las mujeres.

El gobierno de Correa garantiza el voto de todas las mujeres. Aquí se ve a una privada de libertad en la cárcel de Quito ejerciendo su derecho durante elecciones referendarias de 2011.

María Amparo Hernández, representante del Tribunal Electoral de México señaló que el objetivo del encuentro es compartir los procesos electorales en igualdad de género y justicia que se desarrollan en la nación.

Agregó Hernández que lo más importante es continuar con las luchas que hacen posible la participación de las mujeres no sólo en los órganos de representación electoral, sino también en la ocupación de puestos administrativos.

Unasur presente en Quito

La asesora jurídica de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Tania Arias aprovechó la oportunidad para expresar que “sin las mujeres no hay democracia”, quien aseguró que la mujer debe estar involucrada en todos los aspectos de un país, como en la política y en los derechos humanos.

Arias también manifestó que para lograr la paz de una nación, es fundamental la igualdad de derecho entre hombres y mujeres.

En 1979 se reinstauró la democracia en el Ecuador. Desde entonces la movilización de las mujeres no ha cejado en su propósito de lograr que sus derechos estén consagrados en la Constitución, las leyes y las políticas públicas. Muestra de ello es, entre otros hechos, los siguientes:

Logros y participación de la mujer en Ecuador a lo largo de la historia

El rechazo al gobierno de León Febres Codero (1984-1988), requirió de las mujeres politizar más su accionar, reivindicaciones y organización. Luego, su lucha a inicios de los 90, obligó al Estado a asumir responsabilidad concretas frente al problema de la violencia intrafamiliar y de género. En 1994 se inauguraron entonces las Comisarías de la Mujer, en 1995 se emite la Ley 103 por medio de la cual el sistema judicial asume como delito este tipo de violencia.

La lucha por la promulgación de la Ley de Maternidad Gratuita y Atención a la Infancia en 1994, constituyó un ejemplo único de resistencia y conquista de políticas públicas en material de salud en Ecuador en tiempos neoliberales, lo que produjo un aumento de las coberturas públicas en salud sexual y reproductiva.

En 1997, se aprobó la Ley de Amparo Laboral de la Mujer, que establece la obligación de designar a un mínimo de 20% de mujeres para la integración de las Cortes Superiores de Justicia, Juzgados, Notarías y Registros.

La lucha por la aprobación de la Constitución de 1998 con un contenido explícito de promoción de la igualdad de género y de los derechos humanos de las mujeres.

A raíz de los procesos electorales de 2007, se respetan completamente los criterios de paridad, secuencia y alternancia de mujeres y hombres en la conformación de listas electorales. La aplicación de esos principios ha sido progresiva: se desde 20% (1997-98); 30% (2000), y se arribó al 50-50% en 2007.

Es así como las mujeres organizadas en movimiento populares, se han mantenido alertas y dispuestas a sostener cada logro a como dé lugar y conforme a las circunstancias. Haciendo de su cotidianidad una lucha por seguir haciendo respetar sus derechos en Ecuador, más allá de las leyes, con la actual colaboración del presidente Rafael Correa.

Contexto: En enero de 2015, la Organización de Naciones Unidas (ONU) presentó ante la Asamblea Nacional de Ecuador la campaña “El Por Ella”, que promovía la lucha por la igualdad de género y buscaba eliminar todo tipo de violencia en contra de las mujeres. La legisladora del grupo parlamentario por los derechos de las mujeres, Pamela Falconí, indicó que esa campaña -presentada fue elaborada de la mano del parlamentario Diego Vintimilla y que “es una invitación a todos los hombres a ser parte de la construcción de una sociedad libre de violencia, sin que ello signifique una lucha de sexos”.

Hasta enero de 2015, cerca de 211 mil 921 hombres en el mundo se han comprometido para convertirse en agentes del cambio. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.