• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 noviembre 2015

En entrevista para teleSUR, el presidente de Ecuador señaló que un ajuste en la cantidad de producción de petróleo subiría los precios.

En entrevista exclusiva para teleSUR, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró este miércoles que pese a las matrices de opinión de algunos medios de comunicación de Occidente sobre que su país se acerca a la recesión, su Gobierno ha conseguido crecer en uno por ciento en el segundo semestre de 2015, en comparación con el mismo período del año anterior.

Adelantó “que en 2016 vamos a tener ocho hidroeléctricas funcionando, que duplican la capacidad de energía eléctrica del país”. Agregó que a finales de este año ejecutarán “seis mega proyectos que permitirán irrigar centenas de miles de hectáreas, controlar inundaciones en otras centenas de miles”.

Vea aquí Vigilia de los Paraguas en Ecuador en apoyo a Rafael Correa

Explicó que pese a que los ecuatorianos no cuentan con moneda nacional, el dólar se ha apreciado en un promedio de 25 por ciento. Confía en que a final de año aunque crezcan poco, se ubique en 0,4 por ciento.

Explicó que en su país la inversión pública seguirá siendo alta, aunque no tanto en comparación con años anteriores porque “tenemos que ajustarnos a las nuevas realidades”.

Sobre el logro de haber reducido la pobreza en su país a 2,4 por ciento, en el último año y ante la posibilidad de seguir disminuyendo esta cifra para 2017, el presidente Rafael Correa explicó que el crecimiento es una condición que “no es necesaria para el desarrollo ni suficiente para el desarrollo, porque se pueden tener mejoras en el nivel de vida con una mejor distribución del ingreso o mejor acción colectiva”.

Argumentó que América Latina con la producción que tiene ahora y una mejor distribución, eliminaría toda forma de pobreza. Determinó que hay países de Latinoamérica que han registrado crecimiento, pero la desigualdad ha aumentado. “Ha habido un crecimiento empobrecedor”, acotó.

“El crecimiento es altamente deseable, si es un crecimiento adecuado”, dijo Correa, al tiempo que indicó que tendrán un “bajo crecimiento por los problemas externos, pero en todos estos años hemos construido redes de protección de los más pobres donde esos pobres no se veían afectados”.

Participa en nuestro foro ¿A qué se deberá la tendencia a la baja de los precios del crudo? 

Precios del petróleo

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, reiteró que una pequeña disminución en la cantidad de producción de petróleo haría “subir bastante los precios”.  

La declaración de Correa se refiere a la propuesta que hizo su país en la IV Cumbre ASPA en Arabia Saudita de reducir la producción de los países productores de la OPEP en 1,6 por ciento.

Acotó que eso solamente lo podría lograr la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), “no necesitamos países fuera de la OPEP para alcanzar aquello”. Ante ese panorama, vislumbró que el precio del crudo subiría sustancialmente.

“Un pequeño ajuste en cantidad puede hacer subir mucho los precios, ingresos es precio por cantidad, así que si reduce cantidad (en) dos por ciento y los precios los aumenta 30 por ciento, salió ganando”, detalló Correa. Sin embargo, indicó que pese a esa explicación obvia, el argumento de algunos países productores como Arabia Saudita, es que 'eso permitiría la incorporación de oferta de petróleo más cara', es decir, el esquisto de Estados Unidos (EE.UU.) que catalogó de “atentado al medioambiente”.

Explicó que se puede calcular un precio de equilibrio que impida que ese petróleo caro entre en el mercado. Vislumbró que bajo esa técnica, el precio del barril rondaría entre el 60 y 65 dólares, “lo cual es un incremento importante” en referencia a los precios de hoy que se ubican entre 45 y 46 dólares.

Precio del petróleo según la visión geopolítica

El jefe de Estado ecuatoriano manifestó que la estabilización del precio del petróleo puede depender de la situación geopolítica. “Algunos para perjudicar a otros países (o) tratar de beneficiar a otros”, detalló. 

Recordó que “EE.UU. está en época preelectoral (...) qué mejor para un Gobierno norteamericano que tener combustible a bajo precio, pese a que están en graves dificultades importantes sectores económicos, básicamente la petrolera”, por haber invertido en el petróleo de esquisto.

“Para la gran mayoría del público norteamericano es esto una maravilla tener precios de la gasolina dentro del país, tan bajos”, dijo Correa.

Ante el hecho de que hay una sobre oferta que hace que caigan los precios y la actuación estadounidense, el presidente Rafael Correa analizó que otro de los intereses estratégicos es que argumentan que 'se requiere la actuación de los países OPEP y no OPEP y que la estrategia es mantener mercados', sin embargo el mandatario dijo que Rusia como el principal exportador no OPEP “ya no tiene mayor capacidad de producción, y solamente con los países de la OPEP”; se puede reducir a los dos millones de barriles y se estabilizaría el mercado”.

De acuerdo a los cálculos y estimaciones, el presidente Rafael Correa, insistió en que no se necesita la participación de los países no OPEP.

En referencia a la reunión técnica que sostuvieron países OPEP y no OPEP en Viena, a su vez con la IV Cumbre ASPA, como vía para que se logren avances en la estandarización de los precios del petróleo, el presidente Correa determinó que hay que tomar en cuenta los costos de producción actuales, por lo que detalló que los bajos precios del petróleo “no conviene a nadie, ni siquiera a los consumidores, a los países importadores que se van a ver beneficiados a corto plazo, pero con la reducción de la oferta, el petróleo a mediano plazo se puede disparar a valores sin precedentes”.

Trajo a colación que en comparación con la década de los 80, actualmente a Ecuador le cuesta miles de millones de dólares mantener la producción de petróleo sin aumentarla, porque son pozos maduros, cuya producción tiende a declinar. Recomendó que hay que tomar en cuenta los costos de producción actuales, estos son muchos más altos sobre todo para determinados países. 

EL DATO: Rafael Correa reafirmó que no quiere volver a ser candidato presidencial en 2017 porque quiere dar paso a nuevas figuras. Sin embargo, detalló que estarán en el espacio político cuando así se precise para la continuidad de los proyectos de cambios profundos en América Latina. Agregó que algún otro candidato de Alianza País puede llevarlos a la victoria.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.