• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La protesta de los campesinos del Catatumbo se mantuvo por 53 días, en busca de atención del Gobierno nacional. (Foto: EFE)

La protesta de los campesinos del Catatumbo se mantuvo por 53 días, en busca de atención del Gobierno nacional. (Foto: EFE)

Publicado 24 abril 2014

La prisión ubicada en la base naval de Estados Unidos en Guantánamo (sudeste de Cuba) desde el 2002 todavía mantiene en cautiverio a 154 hombres de los 779 que pasaron por sus rejas. 76 de los detenidos actualmente recibieron una aprobación de transferencia en 2010 y permanecen en prisión, pese a que son excarcelables.

Fueron 20 los primeros detenidos que en el 2002 llegaron a Guantánamo, base naval que autoridades estadounidenses han usado ilegalmente para encarcelar a quienes ellos acusan de terroristas, sin presentar pruebas o sin siquiera hacer un juicio.

Los 154 hombres que permanecen detenidos representan menos de un cuarto de los 680 hombres detenidos simultáneamente en 2003.

11 son los años que estos hombres han permanecido recluidos sin derecho a un proceso judicial.

Los encarcelados son oriundos de 20 países, la mitad de ellos son yemeníes y los otros de Afganistán, Argelia y Arabia Saudí.

Nueve detenidos murieron mientras permanecían encarcelados, el yemení Adnan Abdul Latif, supuestamente por suicidio en septiembre de 2012. Al respecto, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) pidió al presidente estadounidense Barack Obama cerrar la cárcel de Guantánamo, pues se coarta el derecho a la libertad de quienes ya podrían haber sido excarcelados.

La violación masiva, grave y sistemática de los derechos humanos es una de las razones por las que la CIDH emitió la exigencia.

Irregularidades en casos de encarcelados y el hermetismo de la justicia estadounidense en sus casos, hace de la cárcel de Guantánamo uno de los casos más representativos que han sido señalados como violación flagrante de los derechos humanos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.