• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 10 octubre 2015





Los bombardeos aéreos de Rusia contra las posiciones terroristas en Siria han hecho que el Estado Islámico sufra severas pérdidas. 

Los bombardeos de Rusia en Siria contra las posiciones terroristas del autodenominado Estado Islámico han hecho que los combatientes cambien sus tácticas y desconcentren sus fuerzas.

De acuerdo con lo explicado por el jefe adjunto del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia, Ígor Mákushev, las tropas del Estado Islámico sufrieron severas pérdidas debido a los ataques de los aviones rusos en los primeros 10 días de operaciones.

“Tuvieron que cambiar de táctica con un severo enmascaramiento entre la población”, indicó.

Lea » Diferencias de los combates de EE.UU. y Rusia contra el EI

Medios rusos informaron además que la aviación de Rusia incrementa la intensidad de sus ataques y concentra el fuego en puestos de mando, nudos de comunicación de los grupos terroristas, almacenes de armas y combustible, así como en las bases de preparación de comandos terroristas en Raqqa, Lataquia, Hama, Idlib y Alepo, cita Prensa Latina.

EN CONTEXTO

En las últimas 24 horas los aviones rusos realizaron 67 vuelos y destruyeron 60 objetivos de la infraestructura militar de los terroristas en el territorio sirio.

Estos resultados suponen un éxito rotundo en contraste con las acciones que inició Estados Unidos y sus aliados hace más de un año contra ese mismo grupo terrorista.

EL DATO: Siria es víctima de una ofensiva financiada por Estados Unidos y sus aliados occidentales cuyo objetivo es el derrocamiento del presidente Bashar Al Assad. Como consecuencia de la guerra, cerca del 50 por ciento de los sirios han tenido que abandonar sus hogares. 

Comentarios
1
Comentarios
Gracias Dios por los Rusos! Basta de genocidios. Basta del imperialismo y toda cochinada Neo Liberal. Dolor, miseria son sus huellas. Apoderamiento y controle de la raza humana. Avaros, Psicópatas. ALERTA a sus atrocidades y mentiras descaradas.
Nota sin comentarios populares.