• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las conclusiones de los investigadores estadounidenses concuerdan con las del Comité de Expertos cubanos.

Las conclusiones de los investigadores estadounidenses concuerdan con las del Comité de Expertos cubanos. | Foto: Público

Publicado 9 enero 2018

A pesar de la poca claridad en el caso, Washington tomó medidas unilaterales y retiró a la mayor parte de sus diplomáticos de la Isla y paralizó  el procesamiento de visados en La Habana.

El Departamento de Estado de Estados Unidos (EE.UU.) admitió este martes por primera vez que no está seguro de que los supuestos ataques sufridos por 24 estadounidenses en Cuba fueran una agresión acústica como había sostenido hasta el momento.

"Yo no descarto nada. No estoy diciendo que sea un ataque acústico, pero sí sabemos que hay un elemento acústico asociado con ellos, que puede ser parte de otro estilo de ataque", afirmó el director adjunto de seguridad diplomática del Departamento de Estado, Todd Brown, en una audiencia en el Senado sobre este tema.

Fuentes oficiales reseñan que varios senadores le preguntaron por un informe preliminar del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), en el cual se señala que no hay pruebas de que sean ondas sónicas las causantes de los daños a la salud sufridos por ese grupo de personal diplomático y sus familiares.

 

De acuerdo a la agencia estadounidense Associated Press (AP), el FBI probó la hipótesis de que ondas audibles, infrasónicas o ultrasónicas pudieran haber sido utilizadas clandestinamente para herir a estadounidenses en Cuba y no encontró evidencia alguna.

Las conclusiones de los investigadores estadounidenses concuerdan con las del Comité de Expertos cubanos que condujo una exhaustiva investigación sobre los supuestos incidentes, indicada por la máxima dirección del Gobierno.

 

Desde un inicio, las autoridades cubanas enfatizaron que está prohibido en la isla caribeña la utilización de cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni de sus familiares.

A pesar de la poca claridad en el caso, Washington tomó medidas unilaterales y retiró a la mayor parte de sus diplomáticos de la Isla, paralizando el procesamiento de visados en La Habana. Asimismo, exigió la retirada de 17 funcionarios cubanos en EE.UU.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró que todavía no se maneja el regreso del personal estadounidense porque estarían "exponiéndolos intencionalmente al peligro".

¿EE.UU. quiere esclarecimiento o imponer la fuerza?

La audiencia sobre “Ataques a diplomáticos estadounidenses en Cuba”, dirigida en el Congreso por el senador de Florida, Marco Rubio, se realizó para imponer por la fuerza y sin evidencias acusaciones que no se han podido demostrar, señaló la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal Ferreiro.

"El Departamento de Estado no tiene evidencia alguna que le permita afirmar que ha habido ataques contra sus diplomáticos en La Habana, ni que Cuba pueda ser responsable o tener conocimiento de acciones de terceros", resaltó la funcionaria.

>> Expertos: Ataque sónico denunciado por EE.UU. es ciencia ficción


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.