• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 En 2014 el Congreso de EE.UU. rechazó un proyecto de ley anual de defensa que contemplaba clausurar Guantánamo.

En 2014 el Congreso de EE.UU. rechazó un proyecto de ley anual de defensa que contemplaba clausurar Guantánamo. | Foto: EFE Archivo

Publicado 6 mayo 2015

Ante los pedidos de senadores demócratas y el jurista retirado John Paul Stevens de retomar los traslados de los detenidos de Guantánamo para acelerar el cierre de esa prisión, la republicana Kelly Ayotte alegó que no hay garantías de que los reclusos no atenten contra la nación norteamericana.

Los republicanos del Senado de Estados Unidos (EE.UU.) rechazaron este miércoles adelantar el cierre de la base ilegal de Guantánamo alegando que los prisioneros podrían representar una amenaza para la seguridad nacional.

El rechazo responde a que tres senadores demócratas le escribieron una carta al presidente Barack Obama para quejarse de que al no haber traslados de detenidos desde enero pasado, las posibilidades de cumplir con su promesa de cerrar la prisión están menguando rápidamente.

El jurista retirado de la Corte Suprema de Justicia, John Paul Stevens, también abogó por la pronta clausura de Guantánamo al argumentar que ésta nunca debió ser abierta. Además, indicó que los detenidos que fueron abusados ​​por las fuerzas estadounidenses o retenidos por años después de que fueron autorizados para ser trasladados merecen una compensación.

Lea también: EE.UU. practica la tortura como política de Estado 

"La legalidad de la detención de todos los presos de Guantánamo está sujeta a revisión por los tribunales, debido en gran parte a las opiniones de Stevens," indicó este martes la senadora republicana por el estado New Hampshire, Kelly Ayotte, en respuesta a las declaraciones del jurista retirado.

"Sigo oponiéndome a los esfuerzos de la administración para la transferencia de los detenidos en Guantánamo sin suficientes garantías de que no van a volver a la lucha contra Estados Unidos y nuestros aliados, especialmente teniendo en cuenta las crecientes amenazas a la seguridad que enfrentamos en todo el mundo", dijo Ayotte.

El jurista John Paul Stevens, que se retiró en el 2010, escribió en 2004 y 2006 las opiniones de la Corte Suprema, en las cuales rechazaba que la administración del expresidente George W. Bush consideraba que los presos de Guantánamo no tenían derechos legales y podían ser juzgados, acusados y ejecutados por comisiones militares que no cumplían con las normas fundamentales de la justicia.

En 2008, Stevens también se unió a la opinión mayoritaria del jurista Anthony Kennedy, quien sostenía que los presos de Guantánamo tienen el derecho constitucional de hábeas corpus, el proceso para que cualquier ciudadano detenido pueda dar a conocer su situación ante un juez y éste decida si du arresto es legal o ilegal.

Guantánamo, instalación y uso

La base naval de Guantánamo fue instalada de manera ilegal en un área de 117,6 kilómetros cuadrados del territorio nacional de Cuba, ocupada desde 1903 en contra de la voluntad del pueblo cubano. Su creación fue resultado de un Convenio para las Estaciones Carboneras y Navales firmado entre el Gobierno de Estados Unidos y el Gobierno de Cuba, presidido por Tomás Estrada Palma. 

Desde el 2002, Estados Unidos ha usado la Base Naval de Guantánamo como un centro de detención para presos enfrentando supuesta conexión con el terrorismo. La mayoría de ellos detenidos en Afganistán.

Cierre de la prisión

Durante la campaña electoral de 2009, el presidente Barack Obama prometió que cerraría la base ilegal de Guantánamo, pero en el 2014 el Congreso rechazó un proyecto de ley que contemplaba clausurar la prisión.

La negación del Congreso fue manifestada el 2 de diciembre del año pasado, en pleno escándalo por la revelación de nuevos documentos que confirman la práctica de brutales torturas a los reos de Guantánamo por parte de agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y fuerzas militares entrenadas. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.