• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Más de 200 personas protestaron frente a la casa del gobernador demócrata.

Más de 200 personas protestaron frente a la casa del gobernador demócrata. | Foto: Instagram @chrismikejensen

Publicado 7 julio 2016

La muerte de un afroamericano fue rechazada por ciudadanos de Minnesota y generó que la discriminación y la violencia racial vuelvan a ser temas de discusión. 

El gobernador de Minnesota, Estados Unidos (EE.UU.), Mark Dayton, fue evacuado este jueves de su mansión luego que una multitud de personas protestara en los alrededores de su morada, por el asesinato de un afroamericano en manos de la policía. 

A través de las redes sociales, usuarios informaron que unas 200 personas arribaron a la residencia del líder político para exigirles medidas que eviten más crímenes contra la raza negra. 

>> La mujer afrodescendiente que enfrentó a los neonazis en Suecia

Mientras esto ocurría, oficiales montaron una valla para impedir que más personas se acercaran a las inmediaciones de la casa del Gobernador. 

La muerte este miércoles de Philando Castile, de 32 años, ha generado una serie protestas que reclaman el fin de la violencia policial contra las personas de color. 

Castile murió en la ciudad de Falcon Heights (Minesota) y su caso se dio a conocer luego que su novia transmitiera en directo vía Facebook el momento en que un policía le disparó dentro de su vehículo, durante una detención. 

>> En el mundo aún persiste la discriminación racial

En el vídeo, se oye a la novia de la víctima explicando que su pareja buscaba su cartera para mostrarle un documento identificativo al agente y que éste de forma incomprensible le disparó en cuatro o cinco ocasiones. 

Antonio Johnson, primo de Philando Castile, dijo al periódico Star Tribune que el fallecido era “un individuo negro que manejaba en Falcon Heights y de inmediato fue discriminado de forma ilegal y esta noche perdió su vida por eso”.

En contexto 

El asesinato de Castile ocurrió el mismo día en que el Gobierno de EE.UU. anunció que investigaría la muerte de Alton Sterling, un hombre negro de 37 años que presuntamente fue baleado por un policía este martes en Baton Rouge (Luisiana). 
Sterling y Castile se unen a una larga lista de afroamericanos que han muerto en episodios confusos con la policía de los EE.UU.. Sus muertes dispararon serios cuestionamientos sobre discriminación y violencia racial en el país. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.