• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El jefe de la policía, Eddie Johnson, dijo que los oficiales deben tomar decisiones teniendo en cuenta que "la vida es sagrada".

El jefe de la policía, Eddie Johnson, dijo que los oficiales deben tomar decisiones teniendo en cuenta que "la vida es sagrada". | Foto: Reuters

Publicado 7 octubre 2016

El Departamento de la Policía de Chicago sugirió cambios en el uso de la herramienta Taser para inmovilizar a los sospechosos y en el uso de la fuerza letal. 

El Departamento de Policía de Chicago anunció este viernes nuevas reformas en cuanto a los límites en el uso de la fuerza que pueden implementar los agentes a los sospechosos tras una investigación del Departamento de Justicia de EE.UU. por violaciones generalizadas a los derechos civiles.

Los cambios sugeridos abordan tanto las decisiones tácticas específicas como conceptos más amplios que reflejan un nuevo enfoque más cauteloso en cuanto a la vigilancia que ejecutan los oficiales.

Eddie Johnson. | Fuente: Reuters

El superintendente de la policía, Eddie Johnson, dijo en conferencia de prensa que el nuevo esquema busca "aclarar las opciones que tienen los oficiales cuando hay que tomar decisiones en el momento previo a ciertas decisiones importantes, tomando en cuenta que la vida es sagrada".

Entre los cambios está el exigir una prueba que identifique a un sospechoso con un delito grave, como el porte de una pistola, antes de dispararle. Igualmente se limitarán a tres el número de descargas eléctricas utilizando el Taser, un arma de electrochoque que inmoviliza a una persona temporalmente.

La fuerza letal quedará autorizada solo si hay una amenaza inmediata de perder la vida o de una amenaza de daños físicos severos.

En contexto

Alrededor de Estados Unidos se ha producido una ola de protestas contra la violencia policial hacia las personas, los afrodescendientes en particular.

El Departamento de Policía ha sido fuertemente criticado desde la publicación de un video que muestra al oficial Jason Van Dyke  dispararle 16 veces a un adolescente de 17 años identificado como Laquan McDonal, quien iba armado con un cuchillo y según el oficial "quería huir de la policía".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.