• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La mujer policía quedó en libertad tras ser llevada a juicio por el asesinato a sangre fría de David Kassick.

La mujer policía quedó en libertad tras ser llevada a juicio por el asesinato a sangre fría de David Kassick. | Foto: The Guardian

Publicado 7 noviembre 2015

La víctima era un hombre de 59 años quien al parecer huía de su casa cuando intentaron identificarlo. 

Una mujer policía estadounidense que mató a disparos a un hombre rendido en el suelo, fue absuelta tras ser llevada a juicio por este crimen.  

Vea-→ Nuevo asesinato de afrodescendiente genera protestas en EE.UU.

La agente Lisa Mearkle primero descargó sobre el sujeto unos 50 mil voltios de electricidad con una pistola de láser y luego lo ejecutó con dos balazos. 

Ésta pertenecía al Departamento de Policía de Hummelstown Borough, en Pensilvania, y cometió este asesinato a sangre fría el pasado dos de febrero. 

La víctima era un hombre de 59 años quien al parecer huía de su casa cuando intentaron identificarlo. 

Aquí- Abuso policial en EE.UU. se evidencia con suicidio de joven afroamericano. 

El vídeo, filmado con la propia pistola láser de la policía, muestra la sucesión de hechos que terminó con el asesinato de David Kassick.

Como se aprecia en las imágenes, cortesía de Ruptly, el sujeto, quien al parecer no había respondido a una detención de tránsito, yace desarmado sobre la nieve mientras recibió varias descargas eléctricas. "¡Muéstrame las manos!", le grita la policía. "¡Te las estoy mostrando!", le responde la víctima.

Después de darle una descarga eléctrica que duró unos 30 segundos, la oficial le disparó dos veces en la espalda.

Fue llevada ante la Justicia por el fiscal de distrito Ed Marsico, aunque ni la acusación ni las imágenes explícitas lograron convencer a los jueces, que decidieron absolver a la acusada.

Contexto:

Este caso es uno más de tantos de brutalidad policial registrados en EE.UU., especialmente contra la comunidad afroamericana.

Uno de los crímenes más sonados fue el de Michael Brown, el 9 de agosto de 2014, que derivó en una serie de marchas y disturbios en Ferguson, en Misuri, donde hasta se declaró el estado de emergencia. La indignación se intensificó cuando el policía Darren Wilson fue absuelto.

En 2015, tres uniformados de Delaware (Atlántico Medio) acribillaron a balazos a Jeremy McDole, mientras iba en una silla de ruedas.

Los acusados declararon luego que la víctima llevaba un arma con la que había atacado a otra persona. Otro caso que causó gran revuelo ocurrió en Ohio, donde un efectivo asesinó a Samuel Dubose de un disparo en la cabeza después de detenerlo por no llevar la placa delantera de su auto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.