• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente filipino está de visita oficial en Vietnam.

El presidente filipino está de visita oficial en Vietnam. | Foto: Reuters.

Publicado 29 septiembre 2016

"Respetaré la alianza militar, el pacto que firmaron los países en los años 50, pero pienso establecer nuevas alianzas comerciales", sostuvo el presidente Duterte.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, anunció que su país dejará los ejercicios militares conjuntos con los Estados Unidos, con lo cual arrecia su distanciamiento con el Gobierno norteamericano.

"Voy a notificarles a ustedes aquí ahora, que este será el último ejercicio militar conjunto entre Filipinas y Estados Unidos, el último", afirmó Duterte en un discurso dirigido a sus conciudadanos residentes en Hanói, capital de Vietnam.

>> Filipinas ampliará relaciones en su alejamiento de EE.UU.

Está pautado que Filipinas y Estados Unidos lleven a cabo ejercicio de desembarco de anfibios del 4 al 12 de octubre próximo en territorio filipino. Se estima que participen 500 milicianos locales y 1.400 estadounidenses.

Desde 1951 ambas naciones desarrollan maniobras militares. La más reciente fue en abril pasado, cuando más de ocho mil efectivos ejecutaron operaciones de este tipo.

"Respetaré la alianza militar, el pacto que firmaron los países en los años 50, pero pienso establecer nuevas alianzas comerciales", agregó Duterte, quien piensa virar sus relaciones exteriores a China y Rusia.

>> Filipinas y EE.UU. de aliados a amigos incómodos

En rueda de prensa, el portavoz de la Presidencia filipina, Ernesto Abella, reafirmó la intención de Duterte de cambiar la política exterior del país.

"(Duterte) quiere marcar el rumbo de una Filipinas libre e independiente (...) lo ve como algo que dará bienestar y prosperidad a la nación", adujo Abella.

El portavoz añadió que con la medida Duterte también persigue "mejorar las relaciones con países vecinos e iniciar una política más inclusiva".

En contexto

Desde 1946, cuando Filipinas dejó de ser una colonia de Estados Unidos y se independizó, ambas naciones mantienen una estrecha relación.

Estados Unidos ha propiciado la modernización y entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Filipinas.

Sin embargo, desde que Duterte insultó a su homólogo estadounidense, Barack Obama, el vínculo es menos cercano e irrestricto.

>> Encuentro de Filipinas y EE.UU. suspendido por tensión bilateral


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.