• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario filipino ha iniciado una ofensiva contra los grupos extremistas en el país.

El mandatario filipino ha iniciado una ofensiva contra los grupos extremistas en el país. | Foto: Reuters

Publicado 6 julio 2017





En los últimos días, soldados filipinos hallaron los restos decapitados de dos rehenes vietnamitas.

El presidente filipino Rodrigo Duterte amenazó este jueves a los terroristas responsables de haber secuestrado y decapitado a rehenes vietnamitas en el sur del archipiélago.

"Me voy a comer su hígado si eso es lo que quieren. Dénme sal y vinagre y lo haré frente a vosotros", afirmó Duterte durante un discurso.

>> Ejército filipino busca rescate de civiles en lucha con Daesh

La reacción del mandatario ocurrió tras el descubrimiento de los restos decapitados de dos rehenes que, junto a otros cuatro marinos vietnamitas, habían sido secuestrados en noviembre pasado en la región de Mindanao (sur).

El presidente filipino había ordenado el año pasado una ofensiva contra el grupo Abu Sayyaf, que juró lealtad al grupo autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe).

>> Grupo armado secuestra a un sacerdote y 14 fieles en Filipinas

Abu Sayyaf surgió en 1991 en el sur de Filipinas y ha intensificado su actividad terrorista en el último año, con el secuestro de decenas de personas. Actualmente, ese grupo retiene a un mínimo de 26 rehenes de varias nacionalidades en las islas de Joló y Basilan.

Las decapitaciones por parte de cuerpos extremistas son reiteradas en el país. Durante el pasado febrero, el alemán Juergen Kantner, de 70 años, fue decapitado, tras rechazarse la exigencia de un rescate de 600.000 dólares exigidos por sus captores. Igualmente, el año pasado, fueron decapitados dos canadienses.

Videos relacionados


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.