• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Alrededor de cinco mil presos palestinos se encuentran en cárceles israelíes (Foto: Archivo)

    Alrededor de cinco mil presos palestinos se encuentran en cárceles israelíes (Foto: Archivo)

  • Miles de palestinos reclaman la liberación de sus familiares y amigos presos injustamente (Foto: Archivo)

    Miles de palestinos reclaman la liberación de sus familiares y amigos presos injustamente (Foto: Archivo)

Publicado 14 abril 2014

Un alto dirigente del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), encarcelado injustamente en una prisión israelí, inició este domingo una huelga de hambre indefinida como señal de protesta contra el aislamiento al que es sometido, una medida que fue inmediatamente secundada por otros 200 cautivos.

El Club de Presos Palestinos, con sede en Ramalá, Cisjordania, aseguró que Ibrahim Hamed decidió entrar en huelga de hambre como una medida desesperada contra las autoridades penitenciarias israelíes.

Hamed se encuentra confinado en una celda de aislamiento desde hace tres meses tras ser acusado de estar implicado en actividades prohibidas, aunque no existen pruebas en su contra.

En tanto, alrededor de dos centenares de palestinos en otros centros de detención del régimen de Tel Aviv amenazaron con secundar la huelga de hambre para mostrar su solidaridad con Hamed.

De acuerdo con algunas agencias, horas después, Hamed fue sacado de la celda de aislamiento en la cual se encontraba desde hacía tres meses, poniendo fin a la huelga de hambre. Sin embargo, fuentes palestinas no han confirmado este hecho.

Un tribunal militar israelí condenó al ex jefe del brazo armado de Hamas en 2012 a varias cadenas perpetuas, tras considerarlo culpable de haber ordenado la muerte de decenas de israelíes.

En mayo de 2012, unos mil 550 palestinos detenidos por Israel pusieron fin a una huelga de hambre, a cambio de un conjunto de medidas que incluían la suspensión del régimen de detención ilimitada sin juicio y del castigo de aislamiento, así como la autorización de visitas para los presos originarios de la Franja de Gaza.

Actualmente, unos cinco mil presos palestinos, entre ellos mujeres y niños, se encuentran hacinados en las cárceles del régimen de Tel Aviv. La mayoría no han sido juzgados e, incluso, algunos no tienen acusación formal en su contra.

Israel mantiene a los prisioneros palestinos sin acceso a sus derechos básicos, como agua, comida suficiente, atención médica, educación, visitas regulares y asistencia de un abogado, entre otros.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.