• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Grupos comunitarios y de ecologistas exigieron al Congreso de República Dominicana que declare como Parque Nacional a la zona de Loma Miranda para preservar su biodiversidad. (Foto: Archivo)

Grupos comunitarios y de ecologistas exigieron al Congreso de República Dominicana que declare como Parque Nacional a la zona de Loma Miranda para preservar su biodiversidad. (Foto: Archivo)

Publicado 1 julio 2014


Blogs



Grupos comunitarios y de ecologistas macharon el martes al Congreso dominicano para exigir a los legisladores que apruebe en las próximas dos semanas el proyecto de ley que declara como parque nacional a la zona de Loma Miranda, 100 kilómetros al norte de la capital, a fin de preservar su delicada biodiversidad y la generación de agua.

Los manifestantes denunciaron que en esa zona la minera multinacional Glencore Xstrata tiene previsto extraer minerales. "Ya basta de relajo, llevamos más de cuatro años protestando de forma pacífica para que se apruebe esa ley" que preserve la biodiversidad del lugar, dijo Scarlette Gutiérrez, quien fungió como vocera de los manifestantes, entre quienes se encontraban estudiantes y algunos sacerdotes.

La minera Falcondo, filial en el país de Glencore Xstrata, adquirió en 2008 unas mil 380 hectáreas dentro de Loma Miranda, que comprende 42 kilómetros cuadrados en la provincia La Vega (centro-norte), con la meta de comenzar en 2016 a extraer ferroníquel durante 25 años.

De acuerdo con los manifestantes, la extracción minera atentaría contra la vida, ya que podría afectar los manantiales que nutren algunos de los ríos que irrigan la principal zona arrocera del país.

Un estudio de la Academia de Ciencias, uno de los grupos que se oponen al proyecto minero, aseguró en 2012 que la extracción de minerales afectaría unos 22 ríos y al suministro de agua de más de 7 mil 600 hectáreas de la zona arrocera. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo también consideró en 2013 que el estudio de impacto ambiental presentado por Falcondo era superfluo y no había evaluado la contaminación que produciría la mina en unos 40 manantiales.

No obstante, Juan José Fañas, director de operaciones de la empresa, advirtió a finales de junio que la eventual prohibición para explotar Loma Miranda afectará el clima de negocios.

La compañía aún no cuenta con el permiso de las autoridades medioambientales e insiste que el proyecto es la única alternativa para continuar sus operaciones en República Dominicana, ya que la mina que explota desde 1971 a unos 80 kilómetros al norte de Santo Domingo sólo le resta una vida útil de unos cuatro años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.