• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Entre los obstáculos a los que se enfrentan los discapacitados es la falta de la papeleta en braille para los ciegos. (Foto: Archivo)

    Entre los obstáculos a los que se enfrentan los discapacitados es la falta de la papeleta en braille para los ciegos. (Foto: Archivo)

Publicado 21 mayo 2014

A pesar que los partidos políticos europeos llaman a participar en las próximas elecciones parlamentarias para evitar una elevada abstención, millones de ciudadanos comunitarios lo tendrán más difícil para votar debido a que sufren de alguna incapacidad, física o intelectual.

Las barreras son muchas y van desde el colegio electoral que no tiene rampa para sillas de ruedas, pasando por la papeleta de voto que no está en braille o por el anuncio electoral sin subtítulos, hasta las personas que han sido declaradas legalmente incapaces para acudir a las urnas debido a un problema mental o intelectual.

En el marco de las elecciones al Parlamento Europeo, la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA) de la Unión Europea (UE) realizó un informe, que fue publicado este jueves, en el que denuncia cómo estas situaciones incumplen la Convención de Derechos de personas con discapacidad, de las que en la UE hay 80 millones.

"Las elecciones al Parlamento Europeo es uno de los mayores procesos democráticos que tienen lugar en el mundo y millones de europeos con discapacidades no serán capaces de participar como cualquier otro ciudadano europeo”, dijo la autora del informe, Martha Stickings.

Exclusión automática

Uno de los aspectos que se mencionan en el informe de la FRA es cómo en muchos países la incapacitación legal de personas con síndrome de Down, por ejemplo o enfermedades mentales, conduce automáticamente a la privación del derecho a votar.

Stickings explicó que esta situación se da en 15 países de la UE, lo que la Agencia denomina el "grupo de exclusión" y en los que se produce una discrepancia con lo que señala la Convención.

Aunque en estos países hay procesos legales claramente establecidos para declarar a alguien incapaz legalmente y, por tanto, perder su derecho al voto, desde la FRA se destaca que la Convención defiende que el derecho a votar no debe vincularse a la capacidad legal.

En otros seis países, entre ellos España, la pérdida del derecho a votar no es automática y puede darse el caso de que alguien a quien, por ejemplo, se le ha declarado incapaz para manejar sus finanzas, pueda acudir a las urnas. Por otra parte, siete Estados sí garantizan el derecho a votar incluso a las personas que han sido incapacitadas legalmente.

Otro tipo de barreras

El informe de la FRA indica que sólo entre el 2 y el 50 por ciento de los colegios electorales son accesibles para discapacitados, aunque en la mayoría de los casos eso hace referencia sólo a la existencia de rampas, y no a la atención a otro tipo de problemas.

Sin embargo el obstáculo arquitectónico no es el único al que se enfrentan los discapacitados europeos. Papeletas de voto para ciegos, folletos fáciles de leer, anuncios electorales con subtítulos o lenguaje de signos, páginas web adaptadas a los discapacitados, o incluso formas de voto alternativas para pacientes ingresados faltan en los procesos electorales en muchos países.

Pese a los impedimentos, los discapacitados está interesados en la política ya que para ellos votar y defender sus intereses es más relevante que para los demás, según revela el informe. "Esa gente está interesada y quiere participar, si es que pueden participar", asegura la autora.

En general, la FRA indica que sólo ochos países de la UE incluyen directamente la participación política dentro de sus estrategias de integración de discapacitados. La FRA destaca a España como el único país que dispone de un reglamento específico para la participación de discapacitados en los procesos políticos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.