• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
“La sesión no fue un capricho para entorpecer al presidente electo; era una deuda con las economías regionales”.

“La sesión no fue un capricho para entorpecer al presidente electo; era una deuda con las economías regionales”. | Foto: Cubadebate

Publicado 28 noviembre 2015

Los parlamentarios por el FPV desmintieron las acusaciones de la derecha sobre intenciones para entorpecer la gestión de Mauricio Macri como presidente de Argentina.

Los legisladores de Argentina por el Frente para la Victoria (FPV) negaron que la sesión efectuada el jueves tuviese el objetivo de entorpecer o condicionar el Gobierno del recién electo presidente Mauricio Macri, tal y como el sector opositor señaló.

Destacaron que todos los proyectos aprobados en el recinto fueron discutidos durante mucho tiempo y contaban con el apoyo de los bloques opositores.

“La sesión no fue un capricho para entorpecer al presidente electo; era una deuda con las economías regionales”, dijo la representante del FPV María Teresa García.

Lea también→ Macri y su modelo de gobierno para Argentina 

La parlamentaria añadió que unos 20 días atrás, la presidenta argentina, Cristina Fernández, había solicitado la prórroga de las sesiones ordinarias para incluir el tema de Río Turbio carbón (en referencia a la estatización de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio), lo cual era de conocimiento de todos los legisladores.

“Más de 62 proyectos que tienen que ver con la realidad de las economías provinciales. No fue una trampa para crear organismos de Gobierno o para entorpecer la tarea del futuro presidente; no fue nada de eso”, resaltó.

De igual manera, el diputado Luis Cigogna, también oficialista, señaló como un absurdo el hecho de que la derecha argentina calificara la sesión como un escándalo, que "hacen a derecho de los trabajadores”. 

Vea aquí→ Macri deberá gobernar con el Parlamento en contra 

Consideró además que estuvo muy mal que los legisladores de la mayoría de las bancadas opositoras no participaran de la sesión porque “muchos de ellos incluso tenían la firma de sus diputados en las comisiones de esas iniciativas”.

EN CONTEXTO

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri llega al poder tras 12 años del kirchnerismo con un Parlamento en contra, con el que tendrá que dialogar para llevar adelante su gestión. 

A pesar de que sus seguidores han asegurado que la mayoría oficialista en el Congreso se encargará de entorpecer la gestión de Macri, los diputados aseguraron que ése no es su objetivo.

Macri prometió una serie de “cambios rápidos” para reactivar la economía, revertir controles cambiarios y restricciones a las exportaciones que, según él, ahuyentaron a inversores extranjeros, sin embargo, durante su campaña para el balotage señaló que mantendrá los planes sociales y que buscará reducir la inflación. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.