• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los debates incluyen la unificación de las elecciones municipales con las regionales y nacionales.

Los debates incluyen la unificación de las elecciones municipales con las regionales y nacionales. | Foto: EFE

Publicado 28 mayo 2015

En caso de aprobarse la enmienda, se eliminaría la posibilidad de reelección que desde 1995 estipula la Carta Magna.

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó este miércoles en primera instancia el fin de la reelección para los cargos de Presidente, gobernadores y alcaldes, en uno de los pasos para la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) de la Reforma Política liderada por el Gobierno brasileño.

Con resultado de 452 votos a favor, 19 en contra y una abstención, la Cámara baja le dio luz verde a la iniciativa presentada por el diputado Rodrigo Maia, del derechista Demócratas (DEM), que contempla la eliminación de la posibilidad de reelección incluida en 1995 en la Constitución del gigante suramericano.

No deje de leer → Lula: Hay miedo en la élite de que vuelva a ser Presidente

El siguiente paso es su sometimiento a una segunda votación en antes de ser enviada al Senado brasileño.

En caso de aprobarse la medida en las instancias legislativas siguientes y que deroga la PEC de 1997, no incluye a los alcaldes elegidos para un primer mandato en 2012 y a los gobernadores de 2014, que se podrán postular para la reelección.

Sobre la Presidencia de la República, la actual mandataria, Dilma Rousseff, fue reelegida en octubre pasado para un segundo mandato y por lo tanto no podría aspirar a continuar en el poder en 2018.

Previo a la votación la instancia legislativa había rechazado, dentro de la misma PEC, la iniciativa promovida por Rousseff que prohibía la financiación privada de campañas políticas y pretendía limitarla exclusivamente al uso de recursos públicos.

El Dato: A pesar de aprobar la financiación privada a los partidos políticos, los diputados vetaron la donación de las empresas de manera directa a candidatos, como actualmente permiten las leyes electorales.

El bloque del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT) criticó ese proyecto de reforma política, pues mantiene las contribuciones de empresas privadas a las agrupaciones y no garantiza un límite de puestos para las mujeres en el Congreso.

Para el legislador petista Rubens Otoni , esa medida “no atiende las reivindicaciones de la sociedad, ya que no contribuye a reducir la influencia del poder económico en la política, ni ofrece una mejor opción democrática”.

Las votaciones sobre la PEC de la Reforma Política en el Congreso serán retomadas este jueves. Uno de los puntos aborda ampliar a cinco años el mandato único para presidente, gobernadores y alcaldes y el de unificar también las elecciones municipales con las regionales y nacionales.

Además, se debaritá el fin del voto obligatorio para personas entre 18 y 70 años de edad.

Lea también → Rousseff se compromete a profundizar cambios en Brasil


Comentarios
4
Comentarios
No hay que ser uno muy inteligente para preguntarse: ¿A qué intereses obedecen esos diputados brasileños?. La democracia es el poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y no es alternable.
No hay que ser uno muy inteligente para preguntarse: ¿A qué intereses obedecen esos diputados brasileños?. La democracia es el poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y no es alternable.
2) alguno de los de antes. Este jueguito del respeto a la alternabilidad en el poder quiere decir que solo los que estám dispuestos a venderse están legitimados por la "prensa libre" y sus amos de Washington, por supuesto
En otras palabras, volvemos a lo de antes. Cuando por fin encontramos algún político progresista y con ética, que quiera hacer las cosas bien, tenemos que tirarle las puertas en la cara para que venga dispuesto a venderse.
Nota sin comentarios populares.