• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 28 enero 2016

Ricardo Molina afirma que a la derecha en el Parlamento no le interesa la propiedad de las familias sino elevar los precios de la vivienda en el mercado.

El diputado revolucionario ante la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Ricardo Molina, sostuvo este jueves en exclusiva para teleSUR que a la ultraderecha no le importa el bienestar de las familias venezolanas “a ellos solo les importa beneficiar al mercado inmobilario”.

A su juicio, la Ley de Propiedad de la Gran Misión Vivienda Venezuela, aprobada este jueves por los diputados de derecha, representa un negocio mercantilista que atenta contra la estabilidad de las familias venezolanas. 

El exministro de Vivienda y Habitad de Venezuela aseguró que la bancada de la ultraderecha busca beneficiar al mercado inmobiliario dándole poder al sector privado. “Ellos pretenden echar a un lado los esfuerzos que ha hecho la revolución para garantizar viviendas dignas a los venezolanos”, dijo.

¿Sabías que Venezuela es el país que construye más viviendas en el mundo?

Dio a conocer que desde la creación de la GMVV el Gobierno venezolano ha invertido 61 mil millones de dólares a fin de garantizar la estabilidad familiar tal y como detalla la Constitución. 

“Nosotros construimos viviendas para satisfacer necesidades no para hacer negocio”, reiteró el parlamentario del bloque de la patria. Llamó a los venezolanos a mantenerse unidos para evitar que la derecha siga atentado contra los logros de la Revolución. 

Según Molina el proyecto macro de la GMM para este año, por orden del presidente Maduro, es construir 500 mil viviendas, para acercarse más a la meta establecida por el Gobierno de Venezuela de entregar 3 millones de hogares dignos a habitantes de ese país. 

Explicó que en el proyecto habitacional participan tanto empresas privadas y del Estado, así como pequeñas empresas, comunas cooperativas venezolanas. 

Aseguró que la oposición pretende con esa ley sobrevalorar los terrenos, explicó que la derecha busca privatizar la vivienda familiar para luego expropiarla. 

Mientras que la GMM estableció desde su creación que "el precio del terreno debe estar determinado por una ley justa", explicó.

Lea aquí: Viviendas dignas marcan política de gobiernos progresistas

El 15 de enero de 2015 durante la instalación de la nueva Asamblea Nacional, el presidente Nicolás Maduro rechazó de manera contundente el proyecto de privatización que desea instaurar la derecha desde Parlamento bajo la promesa de “conceder títulos de propiedad” al millón de beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.