• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la masacre de Soweto el gobierno acabó con la vida de 566 niños.

En la masacre de Soweto el gobierno acabó con la vida de 566 niños. | Foto: Sam Nzima

Publicado 16 junio 2016

Se cumplen 40 años de la masacre de Soweto aunque el país continua lejos de la igualdad.

El 9 de noviembre de 1976, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclama el 16 de junio como el Día Internacional de la Solidaridad con el pueblo en lucha de Sudáfrica contra el Apartheid, política de segregación racial implementada por la etnia blanca para conservar el poder y los privilegios.

La Masacre de Soweto: Jóvenes en contra del Apartheid

Soweto era un barrio solo para negros ubicado en las afueras de Johannesburgo. Estudiantes llevaban días movilizados por la intención del gobierno sudafricano en aplicar la ley de Educación Bantú que obligaba a estudiar la mitad de las asignaturas en el idioma afrikáans e imponía condiciones lamentables a la calidad educativa de la población negra.

En la mañana del 16 de junio de 1976, cientos de jóvenes se reunieron portando pancartas en protesta que decían  "Abajo el afrikaans, abajo la ley bantú” o "El afrikaans es el idioma del opresor".

Los jóvenes pretendían realizar una multitudinaria marcha. Organizados por el Movimiento de Estudiantes africanos, que se fomentaba en los ideales de la conciencia negra y fundada por Steve Biko (conocido activista antiapartheid).

El movimiento estaba en su pleno apogeo entre los jóvenes negros sudafricanos y las recientes independencias para ese momento de Angola y Mozambique, en 1974, motivaron a la población a alzarse contra el colonizador blanco.

Los jóvenes, que en su mayoría no sobrepasaban los 16 años, cantaban lemas contra la policía, que los reprimió con gases lacrimógenos.

De repente la policía comenzó a disparar. Decenas de estudiantes resultaron heridos. Los jóvenes llenos de rabia y desesperación comenzaron a destruir todo a su paso.

Al día siguiente, Soweto estaba controlado y militarizado con aproximadamente mil 500 efectivos armados y con tanques blindados recorriendo las calles.

Pero los enfrentamientos persistieron y las protestas se produjeron en otros barrios y ciudades del país.

La represión de las fuerzas policiales fue dura para todos aquellos líderes de las protestas. Steven Biko, aunque logró esconderse durante un año, fue encontrado por la policía y torturado durante semanas hasta su muerte el 11 de septiembre.

Según la Comisión del Investigación del caso, entre el 16 de junio hasta el 28 de febrero del año siguiente murieron al menos 575 personas (no obstante cifras extraoficiales calculan hasta los mil muertos).

El principio del fin del Apartheid

Analistas consideran que la consecuencia del suceso, en la unificación de todos los líderes en el Congreso Nacional Africano (oposición tradicional al apartheid) el único con infraestructura suficiente para seguir la lucha así como la repercusión mundial que tuvo, fue el principio del fin del Apartheid en Sudáfrica.  

Tras una década de violencia y la posterior pacificación, Sudáfrica celebra cada 16 de junio el Día de la Juventud.

En el 2002, se abriría en la calle el Khumalu el Museo Hector Pieterson para recordar a todos aquellos que perdieron su vida entre la represión pero que con su muerte comenzaron a derrumbar el apartheid.

Sudáfrica aún lejos de la igualdad

A pesar de los avances alcanzados durante la última década, en Sudafrica continúa aún la discriminación racial. La desigualdad económica y social sigue afectando al país. 

En el 2011 un censo reveló que los ingresos de las personas de piel blanca siguen siendo mayores que los de piel oscura.

El presidente de esa nación Jacob Zuma se comprometió a sumar esfuerzos para lograr mayor unión entre blancos y negros en su país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.