• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Se esperan lluvias constantes en la zona sureste de Texas y en la frontera con Luisiana.

Se esperan lluvias constantes en la zona sureste de Texas y en la frontera con Luisiana. | Foto: EFE

Publicado 30 agosto 2017

En las próximas horas se doblará el número de miembros de la Guardia Nacional, uno de los componentes de reserva de las Fuerzas Armadas del país norteamericano.

Un total de 24.000 soldados de la Guardia Nacional de EE.UU. serán desplegados en Texas, al sur del país, para ayudar en las tareas de emergencia, rescate y ayuda de los afectados de la tormenta tropical Harvey, informó este miércoles el gobernador texano, Greg Abbott.

De acuerdo a las declaraciones del mandatario local, en las próximas horas se doblará el número de miembros de la Guardia Nacional (parte de los componentes de reserva de las Fuerzas Armadas), en el estado colindante con México, que hasta esta mañana (hora local) era de 12.000.

"Es el despliegue más grande en la historia de Texas por una catástrofe natural, y seguramente el número seguirá creciendo en los próximos días", indicó Abbott.

Los 12.000 miembros de la Guardia Nacional desplegados hasta este miércoles, se encuentran repartidos por 24 condados de la zona sureste de Texas, ayudando en las tareas de búsqueda, de rescate y de abastecimiento de agua, comida y electricidad a los damnificados.

Según detalló el gobernador, los soldados cuentan con un total de 600 vehículos de tierra, 100 helicópteros y más de 300 embarcaciones para llegar a las zonas afectadas, una flota a las que se le añadirán 200 vehículos terrestres y 200 barcos más del Departamento de Defensa de EE.UU.

Harvey, pese a haberse convertido en tormenta tropical después de llegar como un huracán de categoría 4 (de un máximo de 5), sigue arrojando fuertes lluvias, que están causando "inundaciones catastróficas", sobre la costa central de Texas, 

El gobernador recordó que se declaró el nivel máximo de desastre en 11 condados de Texas que permite tanto a las autoridades públicas como a los ciudadanos a pedir ayudas de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés).

Este organismo, que ha recibido unas 210.000 peticiones de asistencia individual hasta el momento, ha aprobado más de 37 millones de dólares en ayudas.

 

A pesar de que el gobernador no confirmó datos de víctimas fatales, diferentes medios estadounidenses apuntan a que más de una veintena de personas perdieron sus vidas producto del fenómeno climático, que tocó tierra en Rockport (Texas) el pasado viernes 25 de agosto a 215 kilómetros por hora y que ahora está provocando "históricas" inundaciones.

Se esperan lluvias constantes en la zona sureste de Texas y en la frontera con Luisiana seguirán provocando inundaciones "catastróficas", por lo que Abbott recomendó a los habitantes de esos lugares a seguir las órdenes de las autoridades locales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.