• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las superespirales pueden brillar con entre ocho a 14 veces el brillo de la Vía Láctea. Poseen tanto como 10  veces la masa de nuestra galaxia.

Las superespirales pueden brillar con entre ocho a 14 veces el brillo de la Vía Láctea. Poseen tanto como 10  veces la masa de nuestra galaxia. | Foto: EFE

Publicado 17 marzo 2016

Las galaxias superespirales pueden brillar entre ocho a 14 veces más.

Un nuevo tipo de galaxias enanas superespirales empequeñece a la actual galaxia espiral, la Vía Láctea, y compite en tamaño y brillo con las más grandes del universo.

Un astrofísico en el Centro de Procesamiento y Análisis Infrarrojo (IPAC) del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, Patrick Ogle, indicó que encontraron una clase previamente no reconocida de galaxias espirales.

Ogle explicó que son tan luminosas y masivas como las galaxias más grandes y brillantes conocidas por los seres humanos.

"Es como si acabásemos de descubrir un nuevo gran animal terrestre del tamaño de un elefante, pero que sorprendentemente hubiera pasado desapercibido para los zoólogos", dijo.

>> Revelan nuevas estrellas en actual mapa de la Vía Láctea

El dato: En una muestra de aproximadamente 800 mil galaxias, a no más de 3 mil 500 millones de años luz de la Tierra, 53 de las galaxias más brillantes curiosamente tenían una forma espiral en vez de elíptica.

Los investigadores comprobaron las distancias a las galaxias espirales y vieron que no había ninguna cerca, incluso la más cercana estaba a cerca de mil 200 millones de años luz de distancia.

Las superespirales pueden brillar entre ocho a 14 veces más comparado con la Vía Láctea. Poseen 10 veces más la masa de nuestra galaxia.

>> Observan por primera vez el interior de una galaxia temprana

Sus relucientes discos estrellados se extienden desde dos hasta cuatro veces la anchura del disco de aproximadamente 100 mil años luz de ancho de la Vía Láctea, con la mayor espiral y alcanza 440 mil años luz.

También emiten luz ultravioleta y en el infrarrojo medio, lo que significa un ritmo vertiginoso en producción de nuevas estrellas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.