• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, más conocido como La Gioconda, también conocida como La Mona Lisa, es una obra pictórica del pintor renacentista italiano Leonardo da Vinci.

El Retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, más conocido como La Gioconda, también conocida como La Mona Lisa, es una obra pictórica del pintor renacentista italiano Leonardo da Vinci. | Foto: EFE

Publicado 12 marzo 2017

Científicos alemanes manipularon la curvatura de la boca de Mona Lisa como una fuente potencial de ambigüedad, y estudiaron cómo una serie de variantes más felices o tristes de la cara influyen en la percepción.

El misterio que rodea al famoso cuadro La Mona Lisa pintado por Leonardo Da Vinci es saber cuál era la emoción de La Gioconda. Según investigadores de la Universidad de Friburgo, Alemania, en la percepción de su gesto como triste o feliz influyen una serie de variantes.

El estudio publicado en Scientific Reports, y liderado por Jürgen Kornmeier, del Institute for Frontier Areas of Psychology and Mental Health hizo una presentación con una docena de curvas de diferentes tamaños a lo largo del eje feliz-triste de las expresiones emocionales de la cara.

Los estímulos se presentaron en orden aleatorio y los participantes respondieron cuál era la expresión facial emocional percibida. La probabilidad de responder “feliz” a la Mona Lisa original fue cercana al 100 por ciento.

En general, la Mona Lisa original parece ser menos ambigua de lo esperado. Sin embargo, la percepción y la reacción al contenido de la cara emocional es relativa y depende fuertemente del rango de estímulos utilizados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.