• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La pobreza, la discriminación y la exclusión política siguen siendo los principales obstáculos para quienes son marginados.

La pobreza, la discriminación y la exclusión política siguen siendo los principales obstáculos para quienes son marginados. | Foto: EFE

Publicado 21 marzo 2017

El progreso en desarrollo humano del último cuarto de siglo no ha alcanzado a todas las personas en el mundo. El informe de las Naciones Unidas sugiere empoderar a las minorías y deshacer los efectos de los prejuicios sociales para cerrar la brecha.

El mundo ha tenido un impresionante avance en materia de desarrollo humano durante los pasados 25 años. Sin embargo, sigue dejando atrás a muchos grupos de personas. Así lo reporta el Informe sobre Desarrollo Humano 2016 presentado en Estocolmo, Suecia.

Titulado “Desarrollo humano para todas las personas” es la más reciente publicación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Este informe reporta el avance en todas las regiones del mundo a través de un Índice de Desarrollo Humano, el cual revela que entre 1990 y 2015 se ha tenido una mejora significativa en promedio, pero que aún una de cada tres personas sigue viviendo en bajos niveles de desarrollo humano.

“Prestamos demasiada atención a los promedios a nivel nacional, que a menudo ocultan enormes desigualdades en las condiciones de vida de las personas”, declaró Selim Jahan, el director de la oficina de publicación para PNUD y principal autor del informe.

Los grupos más vulnerados son las minorías étnicas, los pueblos indígenas, las personas con discapacidad, los refugiados, los habitantes de zonas rurales, las personas LGBTI y las mujeres. Los obstáculos, desventajas y desigualdades afectan de manera desproporcional a estos grupos que se ven excluidos de manera sistemática de la participación económica, política, social y cultural.

Por ejemplo, las mujeres han logrado un lento avance en igualdad de género, pero la exclusión sigue siendo un problema urgente. Las mujeres son más pobres, ganan menos y tienen menos oportunidad que los hombres para su desarrollo. En 100 países son excluidas de empleos por su género y en 18 requieren permiso de su marido para trabajar. Además, persisten prácticas como el matrimonio forzado y la mutilación genital femenina.

El informe denuncia que 250 millones de personas sufren discriminación debido a su etnia. Los pueblos indígenas son el cinco por ciento de la población del mundo, pero el 15 por ciento de las personas en situación de pobreza. Cerca de 300 millones de personas en el mundo viven en pobreza relativa, de los cuales un tercio son menores de edad. En unos 70 países los actos homosexuales son ilegales.

La estrategia es no dejar a nadie atrás

Ante este panorama la sugerencia de la organización es luchar por la inclusión y no dejar a nadie atrás en el desarrollo humano. “Con el fin de superar las barreras que obstaculizan tanto el desarrollo humano como el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el principio de inclusión debe guiar nuestras decisiones de política”, declaró el primer ministro de Suecia, Stefan Löfven durante la ceremonia de presentación del informe.

Uno de los mayores obstáculos es que los grupos marginados suelen tener escasas oportunidades para influir en las instituciones y las políticas que afectan sus vidas. “Es posible erradicar la pobreza y lograr un desarrollo sostenible, pacífico y justo para todos si se eliminan aquellas normas sociales y leyes discriminatorias arraigadas y persistentes y se acaba con la desigualdad de acceso a la participación política, problemas que han impedido a tantas personas avanzar”, dijo Helen Clark, administradora de PNUD.

El llamado de la organización es a empoderar a los grupos más vulnerables de la sociedad y darles mayor voz y participación para sus procesos de decisión. Durante la ceremonia aprovecharon para advertir sobre el peligro de sobrestimar el progreso cuando se centra en la cantidad y no en la calidad del desarrollo. Sin embargo, rescataron como logro que desde 1990, al menos mil millones de personas han salido de la pobreza extrema. También se hizo hincapié en los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con recomendaciones para reorientar las políticas públicas en función del progreso de los más rezagados.

>> Brasil se estanca en el índice de Desarrollo Humano de la ONU


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.