• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La semana pasada, la compañía aérea comunicó a los familiares de los pasajeros del vuelo MH370 que todas las personas que viajaban a bordo del Boeing 777-200 ER están muertas. (Foto: Reuters)

    La semana pasada, la compañía aérea comunicó a los familiares de los pasajeros del vuelo MH370 que todas las personas que viajaban a bordo del Boeing 777-200 ER están muertas. (Foto: Reuters)

Publicado 2 abril 2014

Las causas reales de lo sucedido con la desaparición del vuelo de Malaysia Airlines Boeing 777-200ER, ocurrido el pasado 8 de marzo, quizás nunca se puedan conocer, admitió el jefe de la Policía de Malasia, Jalid Abu Bakar.

Sin embargo, "la investigación puede seguir y seguir. Tenemos que aclarar cada pequeño detalle", sostuvo, a la cadena de televisión británica BBC.

"Puede que las investigaciones terminen sin que sepamos las causas reales. Podría ser que ni siquiera conozcamos los motivos del incidente", agregó Abu Bakar.

La investigación penal se centra en los antecedentes y el comportamiento de los 12 tripulantes malayos, incluidos los dos pilotos. Se descartó cualquier implicación de los 227 pasajeros, afirmó el jefe policial.

Cuando las autoridades confirmaron que el avión cambió de rumbo de forma deliberada se sospechó del piloto, el capitán Zaharie Ahmad Shah, de 53 años, y el copiloto, Fariq Abdul Hamid, de 27 años.

La hipótesis del secuestro perdió consistencia cuando los expertos analizaron los datos tomados por satélites de Inmarsat y concluyeron que el avión cayó en el sur del océano Índico, en una zona alejada de tierra.

No obstante, las autoridades malayas no descartaron que el avión, pudiera sufrir problemas técnicos que provocaran su desaparición de los radares civiles y terminara estrellándose en el océano Índico.

Por su lado, el departamento de Defensa y Transportes de Malasia dio a conocer la transcripción completa de las comunicaciones entre los pilotos y la torre de control de Kuala Lumpur.

Pero los mismos funcionarios aclararon que el texto no ofrece ningún índice o dato que apuntale alguna de las líneas de investigación.

En la nave, que despegó en la madrugada de Kuala Lumpur y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después, embarcaron 153 chinos, 50 malayos, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que usaron pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

Diez aviones y nueve buques participaron en la búsqueda de la nave llevada a cabo actualmente en una zona de 319 mil kilómetros cuadrados del Índico a unos mil 850 kilómetros al noroeste de Perth, la capital del estado de Australia Occidental.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, tenía previsto viajar este miércoles a la ciudad australiana de Perth para observar las operaciones aeronavales de búsqueda del avión.

La semana pasada, la compañía aérea comunicó a los familiares de los pasajeros del vuelo MH370 que todas las personas que viajaban a bordo del Boeing 777-200 ER están muertas.

Las esperanzas de encontrar los restos son cada vez menores, sobre todo porque la caja negra del avión dejará probablemente de emitir señales que permitan su localización el próximo lunes, cuando se estima que se agotará su batería.

En la actualidad, seis países están colaborando en la búsqueda del avión de Malaysia Airlines: Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.