• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El autodenominado Estado Islámico (EI) es uno de los grupos más sanguinarios que operan en Siria.

El autodenominado Estado Islámico (EI) es uno de los grupos más sanguinarios que operan en Siria. | Foto: EFE (Archivo)

Publicado 24 noviembre 2015

Turquía brinda apoyo a grupos armados en Siria para buscar la salida del presidente sirio Al Assad, según expertos. 

El derribo del caza ruso Su-24 en la frontera siria demuestra que Turquía está apoyando a los extremistas en la nación árabe, para forzar la salida del presidente, Bashar Al Assad. 

Así lo señaló el analista, Juan Francisco Coloane en Reporte 360° de teleSUR, donde se refirió al incidente aéreo de este martes, cuando el avión militar ruso, que participaba en operaciones contra grupos mercenarios en Siria, fue derribado por Turquía.  

 

Aseguró que los intereses de la nación turca se enfocan en adquirir el crudo de Siria, vendido de forma ilegal por los mercenarios, que mantienen el control de los principales pozos petroleros. 

Lea también: Putin: derribo del avión militar traerá consecuencias graves con Turquía
 

 

 

“Detrás de eso, lo digo con toda responsabilidad también está Estados Unidos (EE.UU.)”, expresó Coloane, quien aseguró que el verdadero objetivo es derrocar el Gobierno de Al Assad, como sucedió en 2006 en Irak, con la salida de Saddam Hussein. 

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin denunció que el hecho es un “suceso que excede el marco de la lucha normal antiterrorista”. 

Analistas internacionales han asegurado que Turquía en alianza con EE.UU. ha apoyado y armado de forma sistemática a los mercenarios en Siria desde 2011. 

La participación de las fuerzas turcas se ha enfocado en combatir a posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en la propia Turquia, en Irak y a milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG) en Siria, las cuales se han apegado a la causa rusa de combatir al Daesh.

Cabe recordar, que desde el pasado 30 de septiembre con respaldo de Siria y el Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia presta apoyo aéreo militar para combatir las posiciones de los grupos extremistas en Siria, donde hasta la fecha ha logrado destruir 820 objetivos de los extremistas, acción no superada por la coalición internacional en más de un año.  

Desde el 10 de octubre de este año, unidades rusas enlistadas en las Fuerzas de Siria Democrática, se declararon en la lucha contra grupos terroristas en el noroeste de la nación árabe, precisamente la que limita con Turquía.

Según los kurdos, han logrado dar de baja a más de 129 mercenarios y han herido a más de 400.

Las tensiones en Turquía han crecido por su rechazo a recibir a refugiados provenientes de Siria, a causa del conflicto que se orginó en 2011, tras la agresión armada de la oposición y el creciente control de grupos extremistas. 

EL DATO

EL ELS es el principal grupo armado en Siria, pero con base en Turquía, cuyo objetivo es derrocar al presidente de Siria, Bashar Al Assad, y se le acusa de recibir asesoramiento de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) y el Mossad. 

El Gobierno de Turquía ha respaldado activamente y por la vía diplomática a los grupos mercenarios en contra de Bashar al-Asad.

El Ejecutivo turco se ha aliado con Estados Unidos para apoyar con el envío de armas y el entrenamiento militar a grupos armados, supuestamente enfrentar al Estado Islámico, sin embargo, analistas internacionales afirman que los ataques contra los radicales de parte de Turquía realmente buscan atacar posiciones del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Irak y a milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG) en Siria. 

Turquía y Siria, en los últimos años, han tenido problemas con algunos casos especiales, así como la crítica del Estado turco por la presencia de kurdos rebeldes del PKK en el territorio sirio, el tema del valle de la Becá, la cuestión del agua y la división de los recursos hídricos como el río Éufrates. 

Lea también: Serguéi Lavrov cancela visita a Turquía por amenaza terrorista

 

 

Turquía se mantiene firme en que para resolver la crisis siria hay que respaldar al autodenominado Ejército Libre Sirio (ELS) y a la llamada oposición moderada.

 

“La única forma de establecer una zona segura es reforzando al ELS y a los moderados”, afirmó el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu.

Un líder del ELS, Basam Hayi Mustafa aseguró a EFE que han recibido apoyo de aviones turcos en sus operaciones, las que han contado con el visto bueno del Gobierno estadounidense. 

Dicha fuente precisó que seis cazas F-16 turcos y cuatro F-15 estadounidenses, así como un avión de combate AC-130 y tres drones, respaldaron desde el aire a la Brigada Sultan Murad, para hacerse del control en Dalha y Haryala.

En contexto

Turquía alegó que el derribo del avión militar ruso Su-24, se llevó a cabo tras la violación de su espacio aéreo por parte de Rusia, sin embargo, el presidente de ese país, Vladimir Putin calificó dicha acción como una “puñalada por la espalda de los cómplices del terrorismo”. 
De acuerdo con Rusia, su caza militar Su-24 regresaba al país tras participar en acciones contra grupos extremistas en Siria. 
Rusia ha logrado combatir 820 objetivos del EI, acabando al menos con 600 de sus integrantes y ha destruido plataformas de 60 toneladas de petróleo que permanecían en poder de los terroristas en Siria y que eran comercializados de manera ilegal. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.