• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los últimos mandatarios vivos de Brasil han estado vinculados por escándalos de corrupción.De izquierda a derecha: Fernando Collor de Mello, José Sarney, Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff y Fernando Henrique Cardoso.

Los últimos mandatarios vivos de Brasil han estado vinculados por escándalos de corrupción.De izquierda a derecha: Fernando Collor de Mello, José Sarney, Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff y Fernando Henrique Cardoso. | Foto: EFE

Publicado 13 julio 2017

La sentencia contra Lula Da Silva afecta el panorama político de Brasil, cuyos últimos mandatarios han sido afectados por escándalos relacionados a la corrupción.

El panorama político en Brasil se vio afectado este miércoles con la condena ejercida por la justicia brasileña hacia el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por estar presuntamente vinculado a casos de corrupción.

El exmandatario y posible candidato a los comicios presidenciales de 2018 fue sentenciado a cumplir nueve años y seis meses de prisión en primera instancia. A pesar de esto, la decisión será apelada, ante la falta de pruebas que alega la defensa.

>> Expresidente Lula condenado a 9 años de prisión por corrupción

Los escándalos de corrupción han afectado recientemente a numerosos políticos brasileños. Desde que finaliza la dictadura militar, todos los expresidentes vivos han estado involucrados en temas de corrupción.

José Sarney (1985-1990)

Respecto al ex presidente José Sarney, miembro del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), los ex ejecutivos de Odebrecht revelaron que éste recibió un soborno a cambio de que puedan participar en una obra ferroviaria.
 
Igualmente, hay sospechas de que Sarney favoreció a familiares y allegados políticos con cargos públicos efectivizados a través de actos secretos, medidas adoptadas sin divulgación.

A través de ese mecanismo burocrático y por otros medios, ocho familiares, una aspirante a modelo, dos nietos y varios amigos políticos de Sarney fueron nombrados en el Senado.

Sarney efe

Fernando Collor de Mello (1990-1992)

Fernando Collor de Mello fue el primer mandatario latinoamericano destituido por corrupción, en diciembre de 1992.

Una Comisión Parlamentaria de Investigación acusó a Collor de haber financiado ilegalmente su campaña y de pagar los gastos de su residencia con el dinero de las empresas fachada de Paulo César Farias, su polémico extesorero.

La a Comisión Parlamentaria concluyó que más de 6,5 millones de dólares habían sido transferidos irregularmente para financiar los gastos privados del mandatario, quien se vio sometido a un juicio político, por el que perdería sus derechos políticos por un lapso de ocho años.

Posteriormente, ya como senador, fue acusado por recibir un monto superior a los 200.000 dólares de la constructora Odebrecht en el 2010, por un beneficio contractual.

Asimismo, la Procuraduría General de la República (PGR) reveló una investigación por la causa de coimas relacionadas con la petrolera estatal Petrobras. La acusación es por 376 delitos de lavado de dinero, 30 de aceptar sobornos y 48 por peculado.

"Por lo menos, entre 2010 y 2014, más de 29 millones de reales (equivalente a 9,2 millones de dólares) en sobornos fueron pagados al senador", detalló la fiscalía. Este dinero era parte de un circuito de operaciones, relacionado con BR Distribuidora, una subsidiaria de Petrobras.

Collor efe

Fernando Henrique Cardoso (1995-2003)

El expresidente Fernando Henrique Cardoso, del partido PSDB, fue acusado por Emilio Odebrecht, patriarca de la constructora, de recibir dinero ilícito para su campaña a la presidencia.

Igualmente, el exdirector del área internacional de Petrobras, Nestor Cerveró reconoció el pago de un cuantioso soborno al Gobierno de Fernando Henrique Cardoso por parte de la petrolera argentina Pérez Companc (PECOM) a cambio de su adquisición: "La venta de la Pérez Companc incluyó un soborno al gobierno de Cardoso de 100 millones de dólares, conforme las informaciones de los directores de Pérez Companc y de Oscar Vicente, principal operador de Carlos Menem".

Cabe recordar que en octubre de 2002, Petrobras adquirió por 1.027 millones de dólares el 58,62 por ciento de las acciones de la PECOM, la mayor compañía de petróleo independiente de América Latina para ese entonces, lo que resultó en la fusión de la empresa con Petrobras Argentina dando lugar a Petrobras Energía S.A (PESA).

Cardoso efe

Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011)

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva fue sentenciado este miércoles a nueve años y seis meses de prisión por la Corte de primera instancia, por estar presuntamente involucrado en la red de corrupción de Petrobras.

Sin embargo, quienes defienden a la figura del exmandatario argumentan que la sentencia debe ser revertida, al tratarse de una "condena política" y no existir pruebas realmente condenatorias hacia Lula da Silva.

En este sentido, el dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) ha denunciado, en múltiples oportunidades, una persecución judicial para impedir su candidatura en las próximas elecciones presidenciales de 2018, ante las que se presenta como favorito a la reelección.

Lula efe

Dilma Rousseff (2011-2016)

Marcelo Odebrecht sostuvo ante las autoridades de su país que dio cerca de 16 millones de dólares a la campaña electoral de la mandataria Dilma Rousseff, mediante el entonces ministro de Hacienda, Guido Mantega.

Dilma Rousseff fue suspendida de sus funciones el 12 de mayo porque el Senado decidió juzgarla por presunta manipulación de las cuentas públicas en 2014 (año de su reelección) y a inicios de 2015.

A través de un "golpe parlamentario", impulsado por su exaliado Michel Temer, la mandataria fue destituida de su cargo en 2016.

El proceso fue abierto en diciembre de 2015, y tras recorrer un largo camino por la cámara baja y la cámara alta del Congreso, de recolección de pruebas, presentación de testimonios y otras diligencias por parte de una comisión especial del Senado; Rousseff fue hallada culpable y destituida definitivamente por más de 54 votos (dos tercios del Senado).

Sin embargo, durante el proceso se filtraron grabaciones secretas en las que se desprendía la premisa de que la acusación a Dilma solo fue un intento de frenar las investigaciones del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras que golpeó tanto al partido de Rousseff como al de Temer.

Dilma efe

Michel Temer (no electo) (2016- )

Por su parte, el mandatario de facto, Michel Temer, es investigado actualmente por el caso de corrupción de Lava Jato, luego de que se filtraran una serie de audios en los que se le escucha dando su aval a un esquema de pago de sobornos.

El audio, grabado en marzo de este año, revela que el presidente de facto habló con uno de los propietarios de la empresa cárnica JBS, Joesley Batista, y le dio su autorización para el pago de dos millones de reales (637.000 dólares) para comprar el silencio del diputado Eduardo Cuhna (PMDB), quien está preso por corrupción en Petrobras.

Temer efe

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.