• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Humberto de la Calle dijo que la firma del acuerdo final de paz está cerca.

Humberto de la Calle dijo que la firma del acuerdo final de paz está cerca. | Foto: Reuters

Publicado 18 febrero 2016

“Se necesita la unión de todos los colombianos para hacer de Colombia una nación ejemplo para el mundo”, dijo Humberto de la Calle.

El jefe de la delegación gubernamental para los Diálogos de Paz en La Habana, Humberto de la Calle, sostuvo este jueves que es necesario sumar mayores esfuerzos para evitar que la violencia sea la única salida para resolver las diferencias en Colombia. 

De la Calle adelantó que el acuerdo final de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) previsto para el próximo 23 de marzo está "más cerca que nunca" pese a que el mismo presidente Juan Manuel Santos sostuvo que el mismo podría postergarse debido a la complejidad de las conversaciones en La Habana (capital cubana).

A su juicio, no basta el esfuerzo que realiza el equipo negociador del Gobierno colombiano y el grupo insurgente para firmar la paz en el país, “se necesita la unión de todos los colombianos para hacer de Colombia una nación ejemplo para el mundo”, dijo. 

Afirmó que la paz no se construye en la mesa de negociaciones de La Habana, sino en el espíritu de cada uno de los colombianos. Consideró necesario promover una discusión más allá de las coyunturas propias del proceso de paz para evitar que la violencia siga siendo la única salida para resolver las diferencias.

Datos de una investigación del analista político León Valencia revelan que al cierre de 2015 al menos cinco mil personas no murieron en Colombia gracias al avance de los Diálogos de Paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y los mediadores de las FARC-EP en La Habana (capital cubana).

Sin embargo, la lógica territorial de inclusión social, la reinserción en función de las políticas anticonsumo, la lucha contra el crimen organizado, las oportunidades de trabajo y el fin de cualquier relación de rebelión entre los colombianos siguen siendo las mayores demandas cuando falta poco para la firma final del acuerdo de paz.

EL DATO 
El Gobierno y las FARC-EP instalaron en Cuba una mesa de diálogo para poner fin al conflicto armado que ha dejado casi cinco millones de desplazados y más 600 mil muertos en aproximadamente 50 años.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.