Cumbre de los Pueblos se reúne en contexto presidencial | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la Cumbre de los Pueblos de 2005, los movimientos sociales marcharon en Mar de Plata contra la injerencia de EE.UU. en América Latina.

En la Cumbre de los Pueblos de 2005, los movimientos sociales marcharon en Mar de Plata contra la injerencia de EE.UU. en América Latina. | Foto: EFE

Publicado 6 abril 2015

Más de 2 mil representantes de movimientos sociales asistirán a la Cumbre de los Pueblos en Panamá, donde unificarán exigencias o apoyo a los gobiernos.

La Cumbre de los Pueblos es un espacio de encuentro entre los movimientos sociales, que del 9 al 11 de abril servirá como reunión alternativa a la VII Cumbre de las Américas, en Panamá. Más de 2 mil representantes de movimientos sociales se darán cita en Panamá, paralelo al encuentro presidencial auspiciado por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Aunque en tres ocasiones la Cumbre de los Pueblos se realizó paralelo a la de las Américas, no se trata sólo de un espacio alternativo para ese encuentro. La Cumbre de los Pueblos sirve de plataforma para presentar reclamos a los diferentes gobiernos, en ese sentido, se han hecho nueve hasta la fecha en el contexto de otras reuniones presidenciales de gran envergadura.

La Cumbre de los Pueblos de 2008, en Salvador de Bahía, Brasil, tuvo como motivo la reunión histórica de tres cumbres simultáneas en América Latina y el Caribe: Mercado Común del Sur (Mercosur), Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

La Cumbre de los Pueblos funciona como una articulación continental en varios ejes temáticos: migraciones laborales y derechos; libertad sindical; integración regional; seguridad social y salud; bloqueo a Cuba; apoyo a la independencia de Puerto Rico y apoyo a los familiares de los caídos en la invasión norteamericana de 1989 a Panamá, que deberá analizar la coordinación y aprobar la próxima plenaria.

Los Movimientos sociales también expresarán su apoyo a los gobiernos de Venezuela, Argentina y Brasil quienes en la actualidad son objeto de ataques y guerra medíatica, económica y política por parte de los EE.UU. y la derecha trasnacional y local.

La trascendencia de la Cumbre de los Pueblos no abarca solamente un espacio sindical, sino que también es la plataforma que presidentes de tendencia socialista usan como contacto con los pueblos latinoamericanos, en el marco de una cumbre presidencial.

El presidente Hugo Chávez, en la Cumbre de los Pueblos de 2005, en Mar de Plata, comunicó a los pueblos de América Latina el entierro del ALCA, con la frase: "¡ALCA, ALCA, AL CARAJO! ¿Quién enterró al ALCA?, los pueblos de América enterramos al ALCA, hoy, aquí en Mar del Plata (...) Tenemos una doble tarea, enterrar el ALCA y el modelo económico, imperialista, capitalista por una parte, pero por la otra a nosotros nos toca, compañeros y compañeras, ser los parteros del nuevo tiempo, los parteros de la nueva historia, los parteros de la nueva integración, los parteros del ALBA".

Previamente, en la Cumbre de las Américas en Mar de Plata, el presidente venezolano rechazó el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que servía como mecanismo de dominación de Estados Unidos y Canadá ante los países latinoamericanos. Después de Chávez, los presidentes de la región también rechazaron el ALCA.

La Cumbre de las Américas en Cartagena, Colombia, terminó con una marcha por la resistencia. Los sindicalistas exigieron que los gobiernos atendieran los puntos exigidos por las organizaciones sociales, entre ellas, el rechazo a la militarización del continente por la “lucha antidrogas” de Estados Unidos, el bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba y los llamados Tratados de Libre Comercio (TLC).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.