• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 8 de marzo la Cumbre denunció el ataque a la vida, integridad y seguridad de líderes y lideresas de las distintas organizaciones sociales

El 8 de marzo la Cumbre denunció el ataque a la vida, integridad y seguridad de líderes y lideresas de las distintas organizaciones sociales | Foto: @RemaAcpp

Publicado 14 agosto 2017

La Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular reanudó la Mesa Única Nacional (MUN) para buscar el cumplimiento de los exigido en 2014 con respecto a la paz y los derechos humanos. 

La Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular reanudó este lunes con el Gobierno de Colombia la Mesa Única Nacional (MUN) para buscar el cumplimiento de lo pactado desde 2014 respecto a temas como la paz, los derechos humanos, la minería, territorio y economía propia, comunicaciones, salud y vivienda, acuerdos desconocidos hasta la fecha por las instituciones del Estado.

Desde la Cumbre expresaron su preocupación ante la persistencia de la violación a los derechos humanos del movimiento social, específicamente, las amenazas, judicialización y asesinato de líderes y lideresas pertenecientes a las organizaciones que la componen y exigieron que se reconozca la MUN como escenario de diálogo y negociación del conflicto social, complementario a las mesas de diálogos con las insurgencias.

También aseguraron que mantendrán su espíritu de diálogo, impulsando la movilización pacífica como herramienta de exigibilidad para garantizar la implementación de lo acordado. 

Debido a la indiferencia por parte del Estado colombiano, la Cumbre suspendió por cinco meses el diálogo en la MUN el 8 y 9 de marzo. Previamente se habían declarado en Asamblea Permanente para exigir al Gobierno la implementación de los acuerdos logrados en Santander de Quilichao en el marco de la Minga Nacional realizada en junio de 2016.

El 8 de marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, la Cumbre denunció el ataque a la vida, integridad y seguridad de líderes y lideresas de las distintas organizaciones sociales y comunidades y exigieron al Estado detener los asesinatos sistemáticos a defensores y defensoras de DD.HH. en las comunidades campesinas, afrodescendientes e indígenas, debido a que en 2016 fueron asesinados 120 líderes y 30 en lo que va de 2017, entre ellos seis mujeres. 

>> Asesinan a líder social en zona rural de Nariño, Colombia

"Rechazamos los feminicidios de nuestras madres, hermanas y compañeras que siguen siendo víctimas de actores armados, la persecución, estigmatización y señalamientos por parte del Estado y el paramilitarismo".

La Cumbre Agraria planteó al Gobierno nacional en 2013 un conjunto de propuestas y una ruta de solución a laos problemas que se presentan en el campo colombiano en materia de DD.HH., economía propia, conflictos de tierras y territorios, garantías para la vida y la participación en las políticas públicas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.