• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La ministra apuntó que para disminuir la producción de drogas del Sur, en el Norte debe disminuir su consumo.

La ministra apuntó que para disminuir la producción de drogas del Sur, en el Norte debe disminuir su consumo. | Foto: EFE

Publicado 20 abril 2016

Pese a las limitaciones impuestas por el bloqueo, Cuba ha logrado que el problema de las drogas sea un asunto social menor, indicó la ministra de Justicia cubana, María Esther Reus, ante la ONU. 

Cuba exigió este miércoles compromiso político por parte de los Estados y otros actores para aumentar el control sobre la producción y el consumo de las drogas ilícitas, las que considera un obstáculo para el desarrollo sostenible y el bienestar humano.

La exigencia la hizo la ministra de Justicia, María Esther Reus, ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), durante la segunda jornada de una sesión de alto nivel sobre el problema mundial de los estupefacientes.

>> CELAC pide más ayuda para combatir el narcotráfico 

Por su parte, la ministra ratificó "la voluntad absoluta de su país de trabajar a favor de sociedades libres del flagelo", reseñó Prensa Latina.

Desde la perspectiva de Reus, este foro de tres días de duración −que reúne a presidentes, ministros, expertos y representantes de la sociedad civil de los cinco continentes− genera expectativas e intereses sobre la necesidad de fortalecer la cooperación internacional en un problema "que lejos de disminuir, se profundiza y recrudece".

La ministra indicó en el encuentro que la solución de la producción y tráfico masivo de narcóticos desde el Sur pasa primero por eliminar la demanda mayoritaria del Norte.

"Hoy es más importante que nunca antes reconocer y aplicar el principio de responsabilidad común y compartida", exteriorizó.

>> Unasur cumple 9 años trabajando por la integración regional

Se debe ir a la raíz del problema

La ministra de Justicia cubana indicó que la solución a este problema no está ni en la legalización de los estupefacientes, ni en asumir que la drogas son sustancias inofensivas.

"Entender esto como una solución podría implicar aceptar que los Estados no pueden o no quieren cumplir con sus obligaciones de combatir el delito y proteger la salud de sus ciudadanos", subrayó.

Es por ello que la titular de Justicia, apuntó que Cuba apuesta por un análisis profundo que no generalice el problema ni asuma que la crisis solo se debe su magnitud actual.

>> Capturado uno de los líderes del Clan Úsuga en Colombia

"Es necesario ir también a las causas raigales y no olvidar, en este contexto, la incidencia de un orden internacional injusto, egoísta e inequitativo, y de un modelo político, económico y social, impuesto universalmente, donde prevalece el poder corruptor de quienes buscan ganancias a toda costa. Estos factores constituyen un caldo de cultivo básico del problema de las drogas y otros flagelos conexos", explicó.

Pese al bloqueo Cuba no deja de acumular éxitos

Reus remarcó que la efectividad de la lucha de Cuba en contra del narcotráfico tiene experiencias reales y concretas, porque cuando estas se promueven sobre políticas integrales, preventivas y educativas, se crea un ambiente de inclusión social y las personas tienen acceso a la salud, incluyendo el tratamiento y la rehabilitación, todo marcha como debe.

>> Lo acusan de "mula" en Francia por tener pasaporte colombiano

"Bajo estos preceptos y con mucho esfuerzo, Cuba ha logrado que la producción, tráfico o consumo de sustancias ilícitas no sean un problema social significativo, y ha impedido que su territorio constituya plataforma de criminales para el narcotráfico y sus delitos conexos", concluyó.

Pese a que Estados Unidos ha sometido a la isla, durante más de medio siglo, "a un férreo bloqueo económico, comercial y financiero", y el país no cuenta con abundantes recursos; Cuba no deja de producir logros en la batalla en contra de la producción y consumo de drogas, así lo recordó la ministra.

"El éxito responde a una firme voluntad política gubernamental y al apoyo y la participación del pueblo", dijo la funcionaria cubana

EL DATO: El más reciente informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, una entidad de la ONU, informó que unas 210 millones de personas, entre los 15 y 64 años de edad consumieron drogas en 2011. Esto representa casi el 5 por ciento de la población adulta en el mundo.

>> Celac promueve nuevas ideas para combatir el narcotráfico en la región 

En contexto

Previa a la intervención de Reus, el secretario de la Comisión Nacional de Drogas de Cuba, Israel Ybarra, participó en uno de los paneles de la sesión de alto nivel en la Asamblea General, y compartió las experiencias de Isla de las Antillas sobre el abordaje que ha desarrollado en contra de los estupefacientes.

Ybarra mencionó como pilares de la lucha cubana "la atención priorizada a la salud humana, la prevención y la tolerancia cero con los delitos relacionados con las drogas ilícitas".

Cuba es parte de los tres principales convenciones establecidos en el mundo en materia antinarcóticos, los cuales fueron firmados en 1961, 1971 y 1988. También ha suscrito a el plano gubernamental 36 convenios con países de cuatro continentes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.