• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El desfavorable comportamiento de las lluvias en lo que va de año ha provocado un descenso significativo del agua embalsada y el agotamiento de numerosas fuentes de abasto.

El desfavorable comportamiento de las lluvias en lo que va de año ha provocado un descenso significativo del agua embalsada y el agotamiento de numerosas fuentes de abasto. | Foto: radiohc

Publicado 28 agosto 2015

El principal objetivo será aumentar las precipitaciones de las nubes formadas sobre el área de la cuenca del río Cauco, en el oriente del país, con el fin de incrementar su caudal y el flujo de agua hacia las represas asociadas.

Una nueva campaña para el acrecentamiento artificial de la lluvia en zonas afectadas por la prolongada sequía en Cuba dará inicio el próximo 15 de septiembre, informaron este jueves algunos expertos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

La finalidad de esta acción será aumentar las precipitaciones de las nubes formadas sobre el área de la cuenca del río Cauco (oriente), a fin de incrementar su caudal y el flujo de agua hacia los embalses asociados, explicó la ingeniera Yosmary Gil, directora de Infraestructura Hidráulica de ese organismo.

De acuerdo con la especialista, el proyecto se prolongará por dos meses y su efectividad dependerá de la existencia de condiciones necesarias en las nubes para bombardearlas con pirocartuchos de yoduro de plata, un reactivo químico que facilita la precipitación de lluvia.

El especialista de Servicios Hidrológicos y Disponibilidad de Agua del INRH, Argelio Fernández, especificó que “la siembra de nubes, como también se conoce a esta técnica aplicada en otras ocasiones en Cuba para provocar el aumento de las precipitaciones, se realizará de forma aérea, pues también existe la terrestre”.

Lea también: EE.UU.: California se hunde por la extracción de agua

Según el máster en Ciencias, con ese propósito “ya esta disponible un avión ruso Yak-40, dotado del equipamiento que posibilitará esas acciones en la zona oriental del país, de las más afectadas por la sequía”.

En el mismo sentido, resaltó que de existir las condiciones necesarias se llevarán a cabo diferentes pruebas en áreas extensas de la provincia de Camagüey (centro-oriente), que también está enfrentando las consecuencias de este fenómeno natural.

En el último trimestre la falta de precipitaciones abarcó el 68 por ciento de zonas de la nación.

“El periodo de enero hasta la fecha ha sido el más seco desde 1901 en cuanto a la ocurrencia de precipitaciones, con un poco más de 613 millones de lluvia acumulados a nivel nacional, cifra aún por debajo de la registrada en igual etapa del 2004, cuando el país paso por una situación similar”, dijo.  

“En agosto, Santiago de Cuba, Guantánamo, Artemisa y La Habana han sido las provincias más afectadas por la escasez de lluvias”, precisó.

Además, añadió que no es menos seria la situación de los 242 embalses administrados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, los cuales solo acumulan, como promedio, el 36% de su capacidad total de llenado, y 25 de ellos están secos o en llamado “punto muerto”. 

Para aumentar la capacidad de enfrentamiento a la sequía, fenómeno con posibilidad de extenderse hasta abril próximo según los pronósticos, se han tomado medidas de conjunto con  el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Lea también: La NASA advierte sobre inminente catástrofe  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.