• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La rumba mezcla tradición y contemporaneidad además de promover sentimientos de autoestima y pertenencia entre sus practicantes, según resalta la Unesco.

La rumba mezcla tradición y contemporaneidad además de promover sentimientos de autoestima y pertenencia entre sus practicantes, según resalta la Unesco. | Foto: EFE.

Publicado 14 noviembre 2016

En la próxima reunión del Comité intergubernamental sobre el tema, se analizará la inclusión de este estilo expresivo de música y danza que ayuda a promover el respeto a la diversidad cultural y a la creatividad humana.

Cuba aspira a que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) incluya la rumba en su lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en la próxima reunión del Comité intergubernamental sobre el tema, según informaron fuentes diplomáticas de ese país.

En la reunión próxima reunión de la Unesco prevista del 28 de noviembre al 2 de diciembre en Etiopía se decidirá sobre la inclusión de la rumba como “una mezcla festiva de músicas y danzas, y las prácticas asociadas”.

>> Fiódor Dostoievski, un escudriñador de esencias

 

Los reportes de la Unesco sobre el tema reconocen los valores de la rumba como un estilo expresivo de música y danza sobre formas de comunicación verbales (cantos y sonidos vocales) y no verbales (gestos y lenguaje corporal).

“Ella reúne asimismo a individuos de todo sexo, clase social, origen geográfico o creencia religiosa, lo que refuerza la cohesión social, el respeto mutuo y favorece las relaciones armoniosas entre individuos y comunidades”, añade el reporte de la Unesco.

Por otra parte, destaca el origen diverso de la rumba, con raíces africanas pero a su vez españolas y afro-antillanas, lo que contribuye a promover el respeto a la diversidad cultural y a la creatividad humana.

>> Culmina en Caracas la XII Feria Internacional del Libro

Otras de las postulaciones han sido 'la cultura de la cerveza en Bélgica' y 'los 24 periodos solares, el conocimiento en China del tiempo y las prácticas desarrolladas a través de la observación del movimiento anual del sol'.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.