• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La comunidad internacional pide el cese a las agresiones en Siria para frenar crisis de refugiados.

La comunidad internacional pide el cese a las agresiones en Siria para frenar crisis de refugiados. | Foto: Archivo

Publicado 21 septiembre 2015

El Gobierno de la nación antillana reafirmó desde la ONU, su respaldo al pueblo sirio y al presidente Bashar al-Asad.

La embajadora y representante permanente de Cuba ante la ONU, Anayansi Rodríguez, aseguró que su país aboga por una pronta y salida pacífica al conflicto armado que ha provocado una fuerte crisis en Siria.

“El rol de la comunidad internacional es prestar ayuda para garantizar la paz y estabilidad en Siria. Se debe rechazar acciones que provoquen la muerte de personas inocentes y la inseguridad ciudadana”, afirmó Rodríguez, durante su discurso en el XXX período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos.

La diplomática del país caribeño, enfatizó que Cuba exhorta a alejar las agendas intervencionistas y emprender esfuerzos serios que defiendan los intereses del pueblo, el ejercicio de su derecho a la paz y a la vida.

Lea también: Siria no está sola

Vea este vídeo

Rodríguez lamentó que existan naciones que apoyen el terrorismo y tenga intereses particulares que impidan frenar las agresiones contra el pueblo sirio.

“Rechazamos la tendencia a desatender las propuestas y medidas formuladas por el Gobierno sirio y a ignorar los esfuerzos legítimos que algunos países llevan a cabo para evitar que continúe la violencia, puntualizó la embajadora cubana.

Vea también:

Lea aquí-→ EE.UU. reafirma intención de derrocar a Bashar Al Assad

En contexto:

El conflicto entre el Gobierno sirio y los opositores al presidente Bashar al Assad, comenzó en 2011. Las autoridades acusan a las fuerzas externas de apoyar con armamento y financiamiento a grupos terroristas que mantienen sometida a la población.

La ONU estima que 12,2 millones de personas necesitan ayuda dentro de Siria, de los cuales 7,6 millones son desplazados internos.

Más de 200 mil vidas y unas cuatro millones de personas se han visto obligadas a huir a países vecinos. La violencia continúa aumentando en el norte de Siria y su frontera occidental. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.