• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Esta es la novedosa manera de mostrar el resultado de las políticas aplicadas por el Gobierno de Mauricio Macri. 

Esta es la novedosa manera de mostrar el resultado de las políticas aplicadas por el Gobierno de Mauricio Macri.  | Foto: Destape Web

Publicado 5 abril 2017

La agrupación Reconquista lanzó una nueva campaña en la que colocan carteles en varios de los 400 restaurantes y bares cerrados a lo largo de la Ciudad de Buenos Aires para visibilizar el fracaso económico de las políticas aplicadas por Mauricio Macri.

Desde que comenzó el gobierno de Mauricio Macri, unos 25.000 locales comerciales de toda Argentina debieron bajar sus persianas, y más de seis mil pequeñas y medianas empresas siguieron el mismo camino, de acuerdo a las cifras de la Asociación Pyme y la Federación de Cámaras y Centros Comerciales (Fedecámaras).

Sólo en la ciudad de Buenos Aires (capital) unos 400 restaurantes y bares cerraron sus puertas tras las medidas tomadas por el Gobierno de la Ciudad y el Gobierno Nacional, como los tarifazos, la suba de precios y la baja del consumo a los empresarios pymes.

El presidente de Fedecámaras, Rubén Manusovich, dijo al diario argentino Contexto que se habla de “unos 6 mil locales en un año, pero los que no aparecen todavía en las estadísticas oficiales ascienden a 25.000 mil”.

La Agrupación Reconquista junto con Red por Buenos Aires y el Grupo Yapeyú adelantan una campaña de visibilización de la crisis económica generada por la implementación de medidas neoliberales, tales como la apertura de importaciones, los despidos del sector público y privado, el aumento de tarifas de los servicios públicos y transporte, entre otros.

La jornada de este movimiento consiste en la colocación de carteles con la leyenda “ACÁ FALTA TRABAJO” como actividad previa al Paro General Nacional convocado para este jueves 6 de abril.

Matías Capeluto, referente de Reconquista, mencionó que "los comercios cerrados y en liquidación final se han convertido en una triste y constante imagen en nuestra Ciudad. Estos cierres no significan solo inmuebles abandonados, sino que además son proyectos de vida frustrados para miles de familias que abrieron emprendimientos con la esperanza de progresar económica y socialmente, y que el actual modelo económico ha llevado a la quiebra. Detrás de cada negocio cerrado hay familias desilusionadas y trabajadores expulsados del sistema".

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó el lunes que la producción de pequeñas y medianas empresas (PyME) cayó 5 por ciento en febrero interanual, cumpliendo de esta manera 17 meses consecutivos en baja. 

Para algunos economistas, la política de apertura indiscriminada de las importaciones asumida por Macri, sumando al derrumbe del consumo y el aumento del dólar (que subió el costo de algunos insumos) han mermando en la producción interna del país.

Las pequeñas y medianas empresas de Argentina no podrán competir con la oferta externa, lo que llevaría a otro golpe de la industria nacional, afectada de antemano por la inflación, la caída del consumo interno y las altas tarifas de luz, gas y agua. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.