• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Es necesario construir una propuesta en la que la gente vea que esos candidatos van a sentarse a defenderlos", dijo Fernández.

"Es necesario construir una propuesta en la que la gente vea que esos candidatos van a sentarse a defenderlos", dijo Fernández. | Foto: @CFKArgentina

Publicado 25 mayo 2017

La expresidenta argentina aseveró que será candidata si es necesario, pero que dará la bienvenida a otra persona que pueda garantizar la unidad y triunfar.

La exmandataria de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, asomó la posibilidad de ser candidata a senadora si eso significa ponerle fin al proceso neoliberal del Gobierno de Mauricio Macri, que ha desmejorado la vida de los argentinos.

"Si es necesario que yo sea candidata para darle mayor cantidad de votos a esta propuesta, lo soy", afirmó Fernández durante una entrevista con el canal CN5. Indicó que consideraría esa posibilidad si se lo piden y porque siente una responsabilidad histórica.

Sin embargo, indicó que "si de repente se visualiza otro candidato o candidata que puede garantizar el triunfo y ponerle el freno a este gobierno, bienvenido sea".

"No es Cristina, es la necesidad de construir una propuesta de cara a la sociedad que le garantice que se le a a poner límite a esto", en referencia a los tarifazos de Macri y medidas como la ley 2x1 que libera a los genocidas de la dictadura.

"Si la mayoría de los compañeros, dirigentes, creen que hay otro candidato para ganar y construir la mayoría, no voy a pelear con nadie", afirmó.

Fernández destacó que "es necesario construir una propuesta en la que la gente vea que esos candidatos van a sentarse a defenderlos".

La exmandataria aseveró que siente la obligación "de unir lo más que se pueda" para ponerle límite al proceso neoliberal del actual gobierno. "Hay que construir unidad, esta gente ha pivotado sobre la falta de unidad de los trabajadores", dijo.


Volvió el hambre a la Argentina

La exmandataria argentina recordó que su esposo y expresidente Néstor Kirchner asumió el cargo un 25 de mayo de 2003 "con una crisis que arrastrábamos del 2001 y una herencia que esa sí que era pesada: desocupación, pobreza".

En los siguientes 12 años y medio Argentina inició un proceso de recuperación y "la gente vivió cada vez mejor", mientras que en un año y medio de la gestión de Mauricio Macri "la gente cada vez está peor".

"Aún al que le va bien no puede festejar en un país al que volvió el hambre", lamentó la expresidenta y aseguró que "este 25 de mayo me da tristeza. Siento a parte del pueblo argentino desamparado y en soledad".

Fernández propuso que se debe decretar una emergencia alimentaria, tarifaria, laboral y farmacológica para tomar medidas que garanticen el bienestar del pueblo argentino, golpeado por el alto precio de los alimentos y los tarifazos en los servicios públicos como gas y electricidad.

La líder argentina señaló que actualmente el Estado se ha endeudado en 97 mil millones de dólares, más del doble de la deuda de la dictadura. Recordó que "cada vez que hubo problemas de ahogamiento de deuda externa se echó mano a las jubilaciones".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.