• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ortega lleva más de un año en prisión preventiva, período que se reducirá de su condena final luego de la decisión inapelable de la Corte.

Ortega lleva más de un año en prisión preventiva, período que se reducirá de su condena final luego de la decisión inapelable de la Corte. | Foto: @BioBioChile

Publicado 9 julio 2017

El 2 de mayo de 2016, Mauricio Ortega fue condenado a 26 años de prisión tras hallarse culpable de feminicidio frustrado y lesiones graves

Los jueces de la Sala Penal de la Corte Suprema de Chile desestimaron la medida impuesta a Mauricio Ortega en contra de Nabila Rifo, calificada como femicidio frustrado con cuatro votos a favor y uno en contra. 

De esta manera Ortega, expareja de la mujer, sólo será acusado por lesiones graves y por las heridas que le propinó a la víctima en sus ojos que la dejó ciega porque "su intención no era asesinar a Rifo". 

>> Chilenas marcharon en contra de la violencia hacia la mujer

El 2 de mayo de 2016, Ortega fue condenado a 26 años de prisión tras hallarse culpable de feminicidio frustrado y lesiones graves, pero el 15 de mayo la defensa solicitó un recurso para anular el juicio realizado en Coyhaique y reiniciar el proceso.

De acuerdo con el diario La Tercera, la Sala Penal del máximo tribunal sesionó la semana pasada para no aceptar la nulidad del caso, pero sí realizar modificaciones en la condena de Ortega. 

La nueva sentencia será dada a conocer el próximo martes, la cual podría ser bajada de 26 a 18 años en la cárcel y el fallo sería inapelable.

“Habría salido, desde el punto de vista legal, más barato haberla matado que simplemente haberla dejado viva”, dijo este sábado ante los jueces de la Corte Suprema el abogado defensor del agresor, polémica declaración que fue criticada ampliamente.

Nabila Rifo, de 29 años de edad, es madre de cuatro hijos y vive en Coyhaique. La madrugada del 14 de mayo de 2016 su entonces pareja Mauricio Ortega le quitó los ojos y la dejó tirada en la calle. 

Cuando los médicos la atendieron estaba inconsciente, con hipotermia y su cuerpo semidesnudo. Pasó días internada en una clínica de Santiago de Chile. 

De regreso en Coyhaique, tomó la decisión de denunciar a su agresor y desde entonces el caso es uno de los principales focos en los movimientos feministas.

Organizaciones de mujeres y usuarios de las redes sociales se pronunciaron en rechazo a la sentencia y tienen previsto realizar una protesta el día que emitan el fallo.

 
 
 
 
 
 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.