• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario recordó que el crecimiento económico ilimitado es imposible.

El mandatario recordó que el crecimiento económico ilimitado es imposible. | Foto: Presidencia de Ecuador

Publicado 29 junio 2015

Durante la inauguración de una Conferencia Internacional sobre Desarrollo Sostenible, el presidente de Ecuador señaló que el problema del mundo no es la falta de recursos, sino la desigualdad en su distribución.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamó este lunes a crear una Corte Internacional de Justicia Ambiental para reforzar lucha contra el cambio climático.

“Hace más de 20 años y desde Suramérica se viene argumentando que los países del norte mantienen una deuda por el consumo de recursos naturales, por la contaminación y el consumo de los bienes ambientales producidos en el sur, por la biopiratería, por el cambio climático, por los servicios ambientales gratuitos o no valorados en forma monetaria que entregan los países del sur, por la venta de productos primarios, por el aire que se respira que es producida por nuestra selva amazónica”, expresó el mandatario al realizar la propuesta. 

 

Durante la inauguración de una Conferencia Internacional sobre Desarrollo Sostenible en Quito, la capital ecuatoriana, el jefe de Estado señaló que las naciones del sur tienen una deuda financiera con el mundo rico, pero al mismo tiempo son acreedoras de la deuda ecológica.

Al inaugurar la cita, Correa manifestó, además, que la superación de la pobreza y el cuidado ambiental van ligados muy fuertemente. 

De igual modo, el mandatario recordó que el crecimiento económico ilimitado es imposible, y llamó la atención sobre el hecho de los que análisis económicos no contemplan los límites de la naturaleza. 

 

El problema del mundo no es la falta de recursos, sino la desigualdad en su distribución, agregó el jefe de Estado en la primera jornada del evento de dos días, que pretende aportar insumos a la cumbre sobre cambio climático prevista para finales de año en París, Francia. 

Al referirse al tema de la inequidad social, Correa consideró que en el caso de Ecuador, con la producción actual que tiene el país podría eliminarse toda forma de desigualdad con una buena distribución de la riqueza. 

Vea aquí: Conservar el medio ambiente, un reto para siete mil millones de personas

En ese sentido, resaltó que una vía para superar las desigualdades es a través de acceso al conocimiento, ciencia y tecnología. “La conservación en países pobres no será posible si no se generan mejoras en las condiciones de vida”, afirmó. 

Durante su intervención, el presidente ecuatoriano expresó, además, que los mayores daños ecológicos por persona provienen de los países ricos. “El 20% de la población mundial que más contamina es responsable del 51% de las emisiones de CO2”, agregó el mandatario. 

Sobre ese tema, Correa ejemplificó con el caso de naciones como Ecuador, un territorio de donde proviene solo un 0,1 por ciento del total de emisiones de CO2, pero sufre las consecuencias del cambio climático. 

Para hacer frente a los numerosos riesgos medioambientales que enfrenta el planeta, el jefe de Estado consideró que con pequeños impactos ambientales en áreas como la minería y el petróleo se podrían resolver grandes problemas. 

 

Al mismo tiempo, señaló que el Protocolo de Kyoto contiene incentivos insuficientes, ineficientes e injustos para el cuidado ambiental, por lo que instó a que los incentivos para luchar contra el cambio climático se amplíen a la propuesta de Emisiones Netas Evitadas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.