• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente Rafael Correa indicó que en la reunión quedó claro que el Gobierno venezolano no aplica como política de Estado el abuso de la fuerza contra los colombianos repatriados.

El presidente Rafael Correa indicó que en la reunión quedó claro que el Gobierno venezolano no aplica como política de Estado el abuso de la fuerza contra los colombianos repatriados. | Foto: Andes

Publicado 22 septiembre 2015

El mandatario ecuatoriano indicó que la relación entre Venezuela y Colombia está casi normalizada con el retorno de sus embajadores.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, explicó que la reunión entre los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos fue fraterna.

Dijo que confía en la “voluntad política” de ambos mandatarios para resolver el problema en la frontera. “Cuando vi la buena voluntad de ambos mandatarios, la voluntad política de resolver el problema, y la capacidad política, porque ambos son grandes líderes”, dijo Correa.

Indicó que la situación entre ambas naciones está casi normalizada con el retorno de los embajadores y que solo restan algunos asuntos de las relaciones bilaterales.

Señaló que se “propuso una comisión para investigar si hubo un exceso de fuerza pública, pero lo que quedó claro es que no es una política del Gobierno venezolano”.

La reunión

Este lunes los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro y de Colombia, Juan Manuel Santos, se reunieron en Quito, capital de Ecuador, para abordar el tema de la situación en la frontera de sus países, una zona que se encuentra afectada por la práctica de acciones ilícitas, entre ellas el paramilitarismo, el contrabando de extracción y el narcotráfico.

El encuentro de cinco horas estuvo acompañado por el presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), Rafael Correa, y el de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Tabaré Vásquez.

Posterior a la reunión, los mandatarios de las naciones involucradas ofrecieron declaraciones a la prensa, y presentaron siete propuestas a través de las cuales se comprometieron a resolver los problemas en la frontera común, sobre la base del respeto y el derecho internacional.

De la reunión, también resultó la decisión del retorno de los embajadores que habían sido llamados a consulta, así como la normalización progresiva de la frontera, la promoción de una coexistencia armónica entre los modelos económicos, políticos y sociales de cada país, así como un llamado a la hermandad y la unidad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.