• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 15 junio 2015

El presidente rechazó los planes desestabilizadores que se han registrado en Ecuador y llamó a construir un país más justo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se pronunció desde el Palacio Presidencial con respecto a las manifestaciones de corte violento que han ocurrido en días recientes promovidas por la derecha del país suramericano, por lo que recalcó que su Gobierno está trabajando para las grandes mayorías.

“No dejemos que un dos por ciento nos imponga la agenda, somos más, muchos más, hasta la victoria siempre”, enfatizó el mandatario al dirigirse a una multitud reunida bajo el edificio para darle su apoyo. 

Se refirió a la serie de pronunciamientos que ha realizado la oligarquía a través de las redes sociales, en las que se han publicado varias ofensas contra los pobres. Correa comentó que los pobres son pobres, por una sociedad injusta, excluyente, “son pobres precisamente por lo que estamos viviendo hoy en día, no porque no trabajen, la pobreza es fruto de la injusticia, pero para eso llegó la revolución ciudadana, para acabar con estas injusticias”.  

 

Entérese→ Ley de Herencia busca evitar evasión fiscal en Ecuador

El mandatario enfatizó que en democracia todos tienen derecho a manifestarse, pero que nadie tienen derecho a la violencia.  

“¿Hasta cuándo aguantamos tanto insulto, tanta ignominia, hasta cuándo insultan nuestra inteligencia? Hay gente tan pobre, tan pobre, que solo tiene dinero”, apuntó.   

Correa llamó a los ecuatorianos a mantenerse firmes y unidos ante los intentos de la oligarquía de desestabilizar el país. “Lo que quieren es otro 30 de septiembre, así que hay que estar muy atentos, la violencia tenemos que rechazarla”, agregó en alusión a esa fecha de 2010, cuando la nación vivió una revuelta policial y un intento de golpe de Estado.

 

El mandatario explicó que la razón por la que la extrema derecha ha reaccionado violentamente ante la propuesta del Impuesto a la herencia, radica en lo que denominó un sistema capitalista anacrónico, donde no existe la diferencia entre familia y administración, debido a que el poder económico de las grandes empresas, está en manos de una sola familia.

Mencionó que el problema no es la tabla que se ha presentado, sino que cortaron las alternativas de evasión del impuesto, es decir, básicamente los fideicomisos que tienen en el extranjero, “ahí está el verdadero problema, por eso no piden retirar las tablas, sino la ley, y eso es corrupción y cuando se habla de corrupción no hay diálogo posible, para eso no”.  

Explicó una vez más que con la aprobación de la ley, las altas dinastías del país no van a perder sus herencias “sólo tendrán que pagar un poquito”.  

“Por ahí andan ciertos alcaldes de ciertas ciudades que no saben qué hacer porque se les acabo la fiesta, compañeros”, enfatizó el mandatario. 

“Espero que entiendan, por el bien de todos, que primero están los pobres. El socialismo del siglo XXI busca la justicia social y vaya que si hay justicia aquí”.

Correa le hizo un llamado a los ecuatorianos a construir un país más justo y de equidad. 

 

Un reto para la oposición

El presidente ecuatoriano se dirigió a la oligarquía pidiéndole que demuestren que la ley de la Ganancia Extraordinaria y la ley de Distribución de la Riqueza afectan a los pobres y a la clase media, “si lo hacen, yo mismo, personalmente, pediré el archivo de esas leyes a la Asamblea, pero si no lo logran demostrar, ratificaremos una vez más que son unos mentirosos”.

Correa explicó que en Ecuador el ingreso por habitante es de seis mil dólares por año, actualmente es un país de renta media, cada familia está produciendo en promedio 30 mil dólares por año.

Pulse aquí--> y conozca las 10 claves para entender el proyecto Ley de Herencia 

Desde tempranas horas, numerosos grupos sociales de Ecuador se concentraron en las inmediaciones del Palacio de Carondelet, en el centro de Quito, manifestando su apoyo a la gestión del presidente Correa, quien durante su gira internacional de trabajo fue víctima de boicot y manifestaciones violentas por parte de la derecha oligarca que residen en el país suramericano.

En contexto
La propuesta de Ley de Herencia es impulsada por el presidente Rafael Correa y su partido Alianza País en el Congreso, con el fin de que los ricos paguen sus tributos de manera justa.
El cálculo de impuestos no se hace desde 1927, cuando entró en vigor la norma que los regula actualmente. 
La iniciativa ha sido razón de protestas por parte de sectores de oposición que usan este argumento para derrocar al Presidente. Pese a ello, la economía ecuatoriana sigue creciendo pues las Salvaguardias aplicadas han sido un éxito para la nación, según confirman analistas.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.