• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pionyang advirtió que ninguna sanción o presión externa los obligará a renunciar a sus programas nucleares.

Pionyang advirtió que ninguna sanción o presión externa los obligará a renunciar a sus programas nucleares. | Foto: EFE

Publicado 15 septiembre 2017

Jae-in condenó el lanzamiento de un nuevo misil balístico por parte de Corea del Norte y aseguró que ese país es un "grave desafío a la paz y estabilidad global".

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, advirtió este viernes que es capaz de destruir por completo Corea del Norte, de tal manera que sea "imposible su recuperación", tras el lanzamiento de un nuevo misil balístico por parte de Pionyang en dirección a Japón.

El mandatario surcoreano afirmó que es "imposible" dialogar con Corea del Norte y aseguró que si el Gobierno de Kim Jong-un emprende nuevas "provocaciones contra nosotros o nuestros aliados, tenemos el poder de destruirle y hacerle incapaz de recuperarse".

"Pionyang ha vuelto a violar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y plantea un grave desafío a la paz y estabilidad de la península coreana y global", aseveró Jae-in.

Asimismo, informó que este mismo viernes se llevará una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad a partir de las 15H00 hora local (19H00 GMT), para "incrementar las sanciones y tensar aún más la presión internacional contra Corea del Norte, y así forzarlo a un diálogo sincero".

Ante la amenaza, Pionyang aseguró que ninguna presión externa los obligará a renunciar a sus programas nucleares y de misiles. "No importa cuán fuerte sea la presión, no funciona con nosotros. Si Estados Unidos (EE.UU.) continúa con su actual política, tomaremos medidas más fuertes por el bien de nuestra autodefensa", cita el diario oficial norcoreano Rodong Sinmun.

La mañana de este viernes, Corea del Norte realizó otro lanzamiento de un misil balístico en respuesta a la nueva ronda de sanciones en su contra impuestas por la ONU. El misil sobrevoló territorio de Japón y cayó en el océano Pacífico a 2.000 kilómetros al este de la isla nipona de Hokkaido

En respuesta al misil balístico, Corea del Sur lanzó su misil Hyunmoo- 2, que voló 3.700 kilómetros y alcanzó una altitud máxima de 770 kilómetros. 

Foto: Reuters

Corea del Norte insiste en que sus ensayos balísticos son una respuesta a las sanciones de EE.UU. y la presión de este país en la región. No obstante, algunas naciones como Japón consideran las acciones como una provocación del país asiático que el pasado 3 de septiembre realizó su sexta prueba nuclear. 

>> Países reaccionan al lanzamiento de misil de Corea del Norte


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.