• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Comunidades indígenas en Brasil temen que la pandemia produzca un aumento de la deforestación ilegal en el territorio.

Comunidades indígenas en Brasil temen que la pandemia produzca un aumento de la deforestación ilegal en el territorio. | Foto: APIB

Publicado 14 abril 2020


Blogs



Datos recientes sobre la deforestación en la Amazonía brasileña se suma a las denuncias de las comunidades indígenas por práticas ilegales en el territorio.

Desde el sistema de detección de deforestación en tiempo real de Brasil, Deter, se han activado las alertas por el aumento de la desforestación en la amazonía brasileña en un 30 por ciento más, en comparación con el mes de marzo de 2019.

LEA TAMBIÉN:

Grupo de Puebla expresa preocupación por Brasil ante Covid-19

Según dados de Deter, entre enero y marzo de 2020, se emitieron alertas para 796.08 km² en la Amazonía, un aumento que sobrepasa el 51 por ciento con respecto al mismo periodo en 2019, cuando era de 525.63 km².

Las alertas de deforestación resaltan que tan solo durante el mes de marzo, 326.51 km² amazónicos se encuentran amenazados por esta practica dañina tanto para el ambiente como para las comunidades indígenas. 

A los datos ofrecidos por las instituciones públicas se le suman las denunicas constantes de las comunidades indigenas, quienes han manifestado su preocupación por el aumento de la llegada de madereros ilegales a las zonas en medio de la pandemia por Covid-19.

Desde la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil, junto a otros movimientos indígenas, campesinos y ambientales, exigen al Gobierno restringir la presencia de "ocupantes ilegales, mineros, madereros y otros que practican actividades no reglamentadas" en los territorios indígenas de la amazonía brasileña.

Además, repudiaron las "políticas irrespetuosas" del presidente Jair Bolsonaro, al respaldar el proyecto de ley 191/20 que "propone la liberación de territorios indígenas para la explotación de minerales, recursos hídricos" entre otras actividades.

El investigador de Imazon, un instituto de investigación y monitoreo forestal de Brasil, Paulo Barreto, denunció que en medio de la crisis sanitaria que afecta en gran medida al país "La política de aislamiento no necesariamente llega a las zonas rurales y especialmente a las regiones más alejadas de los grandes centros" pues existe una reducción en la inspección agregó en una entrevista a medios locales. 

En un reciente comunicado del Ministerio del Ambiente de Brasil, se informó sobre la detención en Paraná de 10 personas que trabajan para una empresa forestal de la región y que emplea la deforestación ilegal, lo que hace más evidente las amenazas que enfrentan los habitantes de la región.  

Paraná es uno de los estados de Brasil donde se ubica parte de los bosques de araucarias, donde habitan los pinos de Paraná. Uno de los bosques con las mayores tasas de destrucción forestal del país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.