• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la Ciudad de México la armada conmemora la lucha de los cadetes en el Castillo de Chapultepec con una ceremonia con cañones.

En la Ciudad de México la armada conmemora la lucha de los cadetes en el Castillo de Chapultepec con una ceremonia con cañones. | Foto: chapultepec.com.mx

Publicado 6 noviembre 2015

Entre los más recordados por defender a su patria durante la guerra expansionista de EE.UU. en México, figuran: Juan de la Barrera Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez, Juan Escutia y Francisco Márquez.

El Monumento a los Niños Héroes está ubicado en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec, Ciudad de México (Distrito Federal) y sirve de tributo a la ofensiva que llevaron a cabo los cadetes del Colegio Militar para defender el Castillo de Chapultepec de la invasión norteamericana el 13 de septiembre de 1847.

La hazaña de 200 cadetes marcó un hito en el país y es visto como un gesto de valentía por mandatarios, catedráticos, analistas e historiadores, al enfrentarse a ocho mil soldados estadounidenses que intentaban tomar la capital mexicana.

Este viernes el mandatario cubano, Raúl Castro, colocará una ofrenda floral en su honor durante un acto simbólico en el que se recordarán a los caídos  en combate.

Uno de ellos es el teniente Juan de la Barrera, así como los alumnos Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez, Juan Escutia y Francisco Márquez, a quienes atribuyeron el nombre de Niños Héroes.

Los combates iniciaron en marzo de 1846 cuando el entonces presidente de México, Antonio López de Santa Anna, conformó una coalición de defensa ante la guerra que declaró Estados Unidos. 

El mandatario estadounidense James Polk buscaba derrotar a las fuerzas mexicanas para arrebatar las provincias mexicanas de Alta California, Nuevo México y Chihuahua.

La guerra se extendió hasta mayo de 1848. Siete presidentes y los 19 estados que en la época integraban la federación mexicana participaron en la defensa de la soberanía nacional.

Lee » Raúl Castro inicia visita oficial en México

La batalla de Chapultepec fue una de las últimas trazadas por EE.UU. en su carrera expansionista. Cuando decidieron tomar el castillo habían recluidos jóvenes que deseaban hacer carrera en el Ejército. Seis de los estudiantes de entre 13 y 17 años se unieron a las tropas nacionales con ánimos de derrotar a los soldados enviados por Polk. 

Pero su defensa no fue suficiente. Los oficiales estadounidenses descargaron sus armas contra los niños y acabaron con sus sueños. La historia mexicana cuenta que un oficial estadounidense al observar los rostros de los cadetes muertos, dijo sorprendido: "¡Pero si son apenas unos niños!". De allí el origen de la expresión "Los niños héroes".

Lee » Cuba y México escriben nueva página de su entrañable historia

Según los registros de la batalla el cadete Juan Escutia se alzó con coraje en un inútil contraataque y se lanzó desde lo alto del castillo, envuelto en la bandera de México para dispersar a las fuerzas estadounidenses. Sin embargo, algunos historiadores dicen que fue Fernando Montes de Oca.

DATO »   200 cadetes combatieron al mando del general Nicolás Bravo y 632 soldados del Batallón de San Blas al mando del teniente coronel Felipe Santiago Xicoténcatl.  Además 450 hombres al pie del cerro que bordeaba el castillo.
Tras derrotar al batallón de San Blas, EE.UU. atacó por el sur al Colegio Militar, pero fueron contenidos por los cadetes por horas. Sin embargo, lograron tomar la instalación. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.