• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Parece sencilla pero debe ser orientada por expertos, por seguridad de infante.

Parece sencilla pero debe ser orientada por expertos, por seguridad de infante. | Foto: EU

Publicado 13 diciembre 2015

Un bebé que no para de llorar desconsoladamente, puede quedarse tranquilo en sólo segundos con tan solo tomarlo boca abajo y mecerlo suave y cuidadosamente . Aquí explicamos cómo. 

El doctor californiano Robert Hamilton hizo pública unas imágenes en las que utiliza la técnica “The Hold” que sirve para calmar el llanto intenso de los bebés de hasta tres meses de nacidos. 

Vea--→ Paraguay celebra el nacimiento de sus primeros quintillizos. 

Este pediatra que lleva 30 años de oficio afirma que es una “fórmula mágica” que tranquiliza al pequeño en tan solo segundos. 

"He usado la técnica por más de 20 años y evolucionó con el tiempo", contó Hamilton.

Consiste en cuatro pasos nada difíciles pero sí deben hacerse con cautela para evitar una caída del bebé:

-Cargar al infante, cruzar sus brazos contra su pecho y mantener una de nuestras manos sobre él. 
-Voltearlo de forma que mire hacia el suelo, manteniendo sus bracitos contra su pecho. 
-Dejar una de nuestras manos sobre sus brazos, nos aseguramos que se mantenga quieto en esa posición, esa mano al mismo tiempo sirve de apoyo a su barbilla.
-Sujetamos sus nalgas con la palma de nuestra otra mano, lo colocamos en un ángulo de 45 grados y lo mecemos suavemente. 

Este leve movimiento de arriba a abajo lo calma de manera inmediata, dice el experto. 

Más-→ OMS: más de 300 mil mujeres mueren al año durante el parto. 

Este método parece ser la salida para muchos padres a los que no les funciona cantar, hacer muecas, acunar o pasear al bebé para detener un llanto insistente. 

Fuente: YT

“The Hold” solo debe ser usada por especialistas

Aunque el doctor californiano recomendó la técnica a los padres de familia, expertos recomiendan que este vídeo no sea tomado como un tutorial, pues su uso y efectividad requiere de un aprendizaje que va más allá de estas imágenes. 

Para el coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas de la Asociación Española de Pediatría, Santiago Mintegui, se debe orientar a los padres que quieran aplicar la técnica, a quienes les propone preguntarle más detalles a su pediatra y practicarla en el consultorio. 

El especialista asegura que “The Hold” debe hacerse en un lugar tranquilo, y que a veces los bebés no se calman porque su llanto puede deberse a hambre, cólicos u otras causas que solo pueden estar en su pequeño cerebro.

Ante un escenario así, el médico solo recomienda: paciencia y más paciencia. 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.